in

Rigoberta Menchú ayuda a preparar tortillas en visita a Izamal

Comitiva de la Cumbre de los Premios Nobel de la Paz de visita al municipio de Izamal.- Foto: José Candelario Pech Ku
Rigoberta Menchú en su visita a una comisaría de Izamal.- Foto: Candelario Pech
Los laureados durante el recorrido por el Convento Franciscano.- Foto: Candelario Pech
Rigoberta Menchú, Premio Nobel de la Paz 1992 prepara tortillas a mano en casa de una familia yucateca.- Foto: Candelario Pech
Para finalizar con las actividades en el marco de la Cumbre de los Premios Nobel de la Paz, algunos laureados visitaron Izamal.- Foto: Candelario Ku
Para finalizar con las actividades en el marco de la Cumbre de los Premios Nobel de la Paz, algunos laureados visitaron Izamal.- Foto: Candelario Ku
Para finalizar con las actividades en el marco de la Cumbre de los Premios Nobel de la Paz, algunos laureados visitaron Izamal.- Foto: Candelario Ku
Rigoberta Mencú durante su visita.- Foto: Candelario Pech
Rigoberta Menchú prepara tortillas a mano en una comisaría de Izamal.- Foto: Candelario Pech Ku

Rigoberta Menchú Tum, Premio Nobel de la Paz 1992, visitó las comisarías de Kimbila y Citilcum en Izamal e incluso preparó tortillas a mano en una de las casas que visitó.

La reconocida activista acudió a una tradicional vivienda maya en donde sentada en un banquillo ayudó a Margarita Ek Ku a realizar las tortillas en un comal. Además, probó atole nuevo de maíz, tacos de pepita y arepas. También hubo una ceremonia maya y comida de bienvenida.

Te puede interesar: “Las mujeres son el alma de la nación”

A pesar del bochornoso clima, fue una jornada muy amena en la que también estuvieron presentes otros laureados como Tebogo Joy Ngoma, Brian Rash, Wided Bouchamaoui, Shirin Ebadi. Sr. Phil Lord, Sr. Abdessattar Ben Moussa.

La visita siguió con un recorrido por el Convento Franciscano, al que no acudió Rigoberta Menchú, pues debió regresar a Mérida ya que tenía programado su vuelo a Ciudad de México por la tarde.

Rigoberta Menchú no se fue con las manos vacías pues la familia Cen Pat y la señora Estela May le regalaron unas prendas de vestir. Los demás laureados recibieron un libro con leyendas de Izamal que les obsequió Miguel Briceño Amaro.

Te puede interesar: Rigoberta Menchú: Las mujeres ya tienen el poder en sí mismas

Alejandro Moreno "Alito" y su equipo.

El PRI responde sobre investigación de la FGR a Alejandro Moreno

Antonio Brown deja la NFL entre especulaciones