in

Rinden homenaje a Antonio Mediz

Conmemoran el aniversario 63 de su fallecimiento

En los jardines del Centro Estatal de Bellas Artes (CEBA), lugar donde se encuentra el busto del poeta, periodista, político y diplomático Antonio Mediz Bolio, ayer, autoridades y familiares realizaron una ofrenda floral organizada por la Secretaría de la Cultura y las Artes (Sedeculta), con motivo de la conmemoración del LXIII aniversario luctuoso del escritor.

La ceremonia estuvo encabezada por la directora de Desarrollo Artístico y Gestión Cultural, Ana Ceballos Novelo, acompañada de la jefa del departamento de Fomento Literario y Promoción Editorial de la Secretaría de la Cultura y las Artes (Sedeculta), Rosely Quijano León; así como por la nieta y bisnieto del homenajeado, Josefina Peón Mediz Bolio y Francisco Solís Peón, y la directora del CEBA, Corazón Sánchez Aguilar, según informa la dependencia mediante un comunicado de prensa.

Al concluir la ofrenda, se montó una guardia de honor para recordar al creador, junto con Guty Cárdenas, de la canción “Caminante del Mayab”, primer tema que da origen a uno de los géneros musicales que conforman la trova tradicional, la evocación maya, cuyas obras plasman profundas raíces indígenas.

Sobre el escritor

Mediz Bolio fue un incansable defensor del pueblo maya, promotor de sus costumbres, tradiciones y conocimientos, tradujo El libro del “Chilam Balam de Chumayel”, en 1930, y su trabajo más difundido fue “La tierra del faisán y del venado”, escrito en 1922. Dentro de su obra poética se encuentran “Mater admirábilis”, “Mi tierra es mía” y “Manelic”.

El también incursionó en el cine con el argumento de la película “La noche de los mayas” y los diálogos de la cinta “Deseada”, filmadas en el estado en 1939 y 1950, respectivamente. Ingresó a la Academia Mexicana de la Lengua como miembro de número, ocupando la silla III el 23 de mayo de 1951.

Trabajó con Alfonso Reyes en la legación de México en España, realizó misiones diplomáticas en Colombia, Argentina, Suecia, Costa Rica y Nicaragua. Siendo senador de República, falleció en 1957. Sus restos mortales se encuentran en el Monumento a los Creadores de la Canción Yucateca del Cementerio General, trasladados ahí en el marco del 50o. aniversario de su muerte.

 

Fiestas patrias en Yucatán: así se vivió el Grito de Independencia

Cochinita pibil y su origen en “Las crónicas del taco”