in

Un apasionado de las artes

Roberto Abraham Mafud

Roberto Abraham y los proyectos de Cultura Yucatán

“La medalla ‘Eligio Ancona’ es un gran honor para mí porque significa una de las máximas distinciones que hace la sociedad de Yucatán”, afirma Roberto Abraham Mafud, empresario, músico, promotor y gestor cultural, quien recibirá la presea hoy miércoles en ceremonia que se realizará en el Salón de la Historia de Palacio de Gobierno, a las 20 horas.

El yucateco, quien fue presidente del Club Libanés de Mérida y cónsul honorario del Líbano y es miembro de diferentes organizaciones, comparte que para realizar estas labores lo más difícil es tener tiempo y no descuidar las tareas más importantes, en las que el arte y la cultura ocupan buena parte de su corazón.

Yo manejo la vida por prioridades y a cada prioridad le doy un espacio, y trato de hacer todo lo más importante. Nunca dejar de hacer cosas importantes del trabajo que es mi base y el tiempo que sobra lo divido en actividades, expuso.

“Le doy preferencia a la música, a la cultura, a las artes. Me gusta mucho apoyar proyectos y a la gente, sobre todo a la de Yucatán”, destaca.

Expone que el arte y la cultura son uno de los motores de su vida.

La expansión de la conciencia es un gran motor en mi vida, crear conciencia y la cultura ayuda a crear un área de la conciencia que es muy bonita, añade.

Si haces conciencia con música y con arte es doblemente bonito. Es poder mejorar la calidad del espíritu de la gente.

“Esto lo hago por gusto, tengo un buen equipo de gentes que me ayuda, un grupo de empresarios magníficos que formamos Cultura Yucatán, A.C., y ellos son mi base de apoyo, y personas de la comunidad”, subraya Abraham Mafud, fundador y presidente de esta organización, que tiene diez años.

“Hay gentes de diferentes áreas en las que hacemos alianzas para apoyar proyectos y personas”.

Recuerda que en Cultura Yucatán otorgan becas para continuar estudios y varios lo han logrado gracias a su apoyo, músicos entre ellos.

“Cuando los ves tocando con su título como profesionales es un gran gusto.

“El tema de apoyar la cultura en Yucatán es muy importante y yo siento que está adormilado. Si nosotros despertamos lo que tiene Yucatán es impresionante”.

Menciona que uno de los proyectos de la asociación fue la intervención en el libro de La Catedral de Mérida.

“Logramos rescatar el libro que estaba cancelado y se pudo editar y es una joya. Pedimos fondos al gobierno del Estado e inmediatamente apoyó. Lo que faltó lo dimos entre nosotros, algunas empresas amigas y se logró.

“El exconvento de Conkal tenía varios proyectos de restauración y recuperación de los archivos históricos de la Iglesia pero nos dimos cuenta que en éstos también estaban las actas de la comuna de Yucatán. No era nada más la parte religiosa sino histórica, había que rescatar doble”, relata del proyecto.

Cultura Yucatán ha sido mi base, continua sobre esta organización con la que se han dado redes de apoyo.

El presidente del consejo directivo de Cultura Yucatán, A.C., indicó que han propuesto más de 15 proyectos para rescatar la cultura de Yucatán a diferentes ayuntamientos y gobiernos estatales y reciben muy buen apoyo de ellos.

“Uno de esos es ubicar dónde estaban los otros arcos de la ciudad y restaurar o construir los que sean factibles y los que no, ya propusimos una maqueta de interperie de buena calidad”.

Museo subterráneo

Otros proyectos son recuperar monumentos coloniales, hacer un museo subterráneo en la Plaza Grande en donde se vea la base de las pirámides mayas y de la Catedral y recuperar pasajes subterráneos”.

La misión es promover y desarrollar las artes y la cultura. Los objetivos incluyen promoción, asesoría, presentación de proyectos, coadyuvar a las autoridades, coinversiones para hacer algo también por la cultura maya; rescate y preservación de edificios históricos, entre otros.

Hay dos proyectos grandes generados por Cultura Yucatán: el Gran Museo del Mundo Maya y el Palacio de la Música.

El museo relata que fue un proyecto que le dieron a Cultur y que le presentaron otro diferente. La idea y la propuesta y el proyecto inicial fue de Cultura Yucatán. “Nada más que a la hora de hacerlo lo hicieron sin Cultura Yucatán, lo hicieron sin la esencia del proyecto. Se hizo demasiado grande, con demasiado crédito. El proyecto de nosotros era sin crédito, ya habíamos conseguido fondos”.

Sustituyeron la idea de un arco maya moderno por una ceiba que nunca creció, lástima porque si hubieran hecho el proyecto que les ofrecimos hubiera sido un éxito, comenta de esta obra.

Sobre el Palacio de la Música, la petición del espacio, de un centro cultural, vino de Cultura Yucatán, y gracias a éste no se vendió el lugar.

La asociación forma parte del consejo consultivo y del fideicomiso del Palacio de la Música, que buscarán consolidar y hacer brillar a nivel internacional.

“La medalla Eligio Ancona fue una sorpresa para mí, no imaginaba recibir este premio. Representa un reconocimiento a gentes que han hecho una trayectoria importante por la cultura, por las artes. Para mí es un gran honor recibirla”, expone de esta presea que otorgan de forma conjunta la Uady y el gobierno del Estado.

En su memoria

Roberto Abraham Mafud dedica la medalla “Eligio Ancona” a su madre, Florita Mafud Jorge. El empresario, músico y promotor de la cultura y las artes nació el 28 de febrero de 1959, en Mérida. Es hijo de Asís Abraham Daguer y la señora Mafud Jorge, ambos fallecidos.— Claudia Sierra Medina

Alianza Europa

Roberto Abraham Mafud tiene las puertas abiertas en Europa, en la Universidad de Música de Viena, Austria.

Reconocimiento

La Universidad de Música de Viena le entregó a Roberto Abraham Mafud un reconocimiento por su trayectoria en el ámbito cultural.

Satisfacción

“Con ese premio se ganaron dos cosas: presentaron mi música a nivel mundial en el Palacio de Schombrunn, en abril de 2015 y la presentación la hizo la Universidad de Música de Viena. Y eso fue un gran logro y a mí me llenó de mucha satisfacción, fue un gran premio a mi vida. Al mismo tiempo me abrieron las puertas de la universidad para hacer convenios de colaboración con la Secretaría de la Cultura y las Artes y la Universidad Autónoma de Yucatán (Uady) en primera instancia”, destaca.

Fue un golpe de realidad