in ,

Robots, claves en casos de enfermedades altamente contagiosas

El robot Pepper

Podrían utilizarse en pacientes con algún virus letal

MOSCÚ (Notimex/Sputnik).— Los robots podrían ser claves para tratar pacientes con enfermedades altamente contagiosas. En Estados Unidos ya los utilizan. Pero, ¿qué tan eficaces pueden ser en el control de epidemias? Sputnik conversó con el presidente de la Red Enfermería Informática Latinoamericana, José María Santamaría, sobre los desafíos y ventajas de la estrategia.

Durante siglos, las enfermedades estuvieron más controladas porque el ser humano tenía una reducida capacidad de movimiento, y porque los vectores no eran tan fuertes. Pero en la actualidad, el estilo de vida de las sociedades ha cambiado; un virus puede viajar en menos de 15 días de China a Europa y EEUU, explicó Santamaría.

A su juicio, los robots podrían ser la solución a las eventualidades que hoy día enfrentan los sistemas de salud. Sin embargo, “la idea de prepararse para esto es muy complicada”, evaluó.

De acuerdo con Santamaría, los robots no se consideran una prioridad, aún sabiendo que son eficientes, pues el robot no se contagia y puede rendir las 24 horas. Esto reduce la exposición de los profesionales de la salud que tienen que vestirse con batas y mascarillas especiales, sin lograr un contacto real con el enfermo.

Colocarse estos trajes especiales requiere un tiempo previo y un personal entrenado para hacerlo. Además, el robot se puede quedar siempre en la habitación, incluso cuando no esté haciendo nada, no hay necesidad de removerlo.

“Para tomar determinados tipos de pruebas diagnósticas, hacer un seguimiento y que el paciente sienta un acompañamiento, en lugar de hacer que un profesional se exponga, es más sencillo tener una máquina que incluso puede interactuar con el paciente”, remarcó Santamaría.

Además, considerando lo costoso que es preparar personal calificado para atender las epidemias, una solución sería el uso de robots. El personal calificado tarda años en formarse mientras que un robot se puede producir muy rápido.

En estos casos se pueden utilizar dos tipos de robots: autónomos y teledirigidos, detalló el presidente de la Red Enfermería Informática Latinoamericana. Los primeros pueden actuar dentro del lugar donde está el paciente y los otros pueden ser dirigidos por el personal sanitario desde fuera.

Otro aspecto importante es que el robot se puede desinfectar igual que el material del quirófano. Incluso se pueden tener carcasas desechables y quemar las que estuvieron expuestas a los vectores.

Desde la atención a poblaciones en cuarentena, los robots también podrían ser de gran utilidad. “A esas personas como es lógico hay que continuar atendiéndola, hacerle llegar alimentos, medicamentos, mascarillas, guantes y muchas otras cosas para evitar el contagio, y eso lo puede hacer un robot”.

Síguenos en Google Noticias

Rescatan a los Policías de Kiní, después de cuatro horas (vídeo)

Pese a problemas de salud, canta y sigue estudiando