in

Sabías que ‘La Rosa’ de “El Principito” se inspiró en una historia de amor

Muchos biógrafos coinciden que su romance influyo en su libro más importante (Infobae)

A 120 años del nacimiento del aviador y escritor francés Antoine de Saint-Exupéry, hoy recordamos su principal legado "El Principito"

PARÍS.— El hombre que dejó escrito que "lo esencial es invisible para los ojos", hubiera cumplido este 29 de junio 120 años. Sin embargo, este 2020 se celebrará por primera vez el día internacional de "El Principito", libro de Antoine de Saint-Exupéry, el escritor catalogado como adelantado a su tiempo.

‘La Rosa’ de “El Principito”

Aunque el libro está cargado de elementos que tiene un importante significado, ‘La Rosa’ es de los más destacables, ya que encierra una historia de amor.

La de Antoine de Saint-Exupéry y Consuelo Suncín, quienes se conocieron el 4 de septiembre de 1930 en una conferencia de Benjamin Crémieux, crítico literario y traductor.

Saintex, como llamaban al escritor jamás habló del asunto, aunque Consuelo así lo describió en su autobiografía "Memorias de la rosa":

“Decidí despedirme de Crémieux, por temor a que intentara retenerme (...) Irrumpió en el vestíbulo del hotel un hombre moreno muy corpulento (...) ‘Ya se va usted, y yo acabo de llegar. Quédese unos minutos’. Apareció Crémieux y con una amplia sonrisa, dijo: ‘Sí, sí quédese Consuelo, es el amigo del que le había hablado(...)”.

Para fines de septiembre se mudaron juntos a un departamento en Tagle 2846. Ella se convirtió en una especie de secretaria personal, pero tiempo después comenzaron los conflictos, peleas que languidecían cuando él debía volar y comenzaron una rutina que fueron dinamitando la felicidad.

Ella decidió abandonar la ciudad sin decirle nada; pero en abril de 1931 se casaron. Para muchos biógrafos del escritor la relación fue de necesidad y rechazo:

Fuertes encontronazos cuando estaban juntos y de una nostalgia fulminante por el otro cuando estaban separados. Hubo separaciones, infidelidades de ambos, pero no importaba cuán tenso fuese la situación acababan extenuados en abrazos eternos, en besos cinematográficos. “Usted no me besa, me hace daño, me muerde, me come”, dijo ella.

Y él le dedicaba un poema sencillo, pero directo:

Consuelo: gracias por ser mi mujer,

Si me hieren, tendré quien me sane.

Si me matan, tendré a quien esperar en la eternidad.

Si vuelvo, tendré hacia quien ir.

Una joya literaria

"El Principito" que es el principal legado de una trayectoria literaria marcada por sus experiencias como aviador. Además se convirtió en un pequeño cuento poético y filosófico, narrado por un piloto cuyo avión se avería en el desierto del Sahara.

El escrito vería la luz un año antes del fallecimiento de su autor. Pero se convertiría en la obra de la literatura francesa más vendida y traducida del mundo.

Saint-Exupéry volcó en el niño que abandona su minúsculo planeta sus reflexiones sobre la naturaleza del hombre y de los adultos y selló con ellas una fama que había empezado a labrarse con títulos anteriores como "El Aviador" (1926), "Tierra de Hombres" (1939 o "Piloto de Guerra" (1942).- Con información de Infaboe y Efe.

También podría interesarte: “El Principito” es traducido al otomí

Advierten que el Gobierno Federal quiere "robar las elecciones" de 2021

Si en EE.UU. me piden la prueba de Covid-19 no tengo problema: AMLO