in

Se acercan a la ciencia

Aspectos de la inauguración del programa “Pasaporte al camino del conocimiento científico” en su décima edición ininterrumpida. A la izquierda

Con una plática sobre los colores, la unidad Mérida del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav), inauguró ayer la décima edición del programa “Pasaporte al camino del conocimiento científico”.

La actividad, que tiene como objetivo divulgar el conocimiento a toda la sociedad, principalmente a la niñez, busca combatir el analfabetismo científico. “Sabemos leer y escribir, pero no estamos al día en los avances de la ciencia y la tecnología”, expresó la doctora Dalila Aldana Aranda, coordinadora del programa.

Entrevistada antes de la plática, la doctora Aldana destacó que otro aspecto interesante del programa es que los niños aprenden de manera gratuita.

Los temas, que se estarán viendo de aquí hasta junio, con sesiones sabatinas cada quince días, están divididos en Ciencias Naturales, Tecnología, Salud y Sociedad.

En total serán 12 sesiones en las que los participantes se enterarán de temas relacionados con la pesca autorizada, la vaquita marina, los anfibios y reptiles, con expositores que son científicos que no cobran por compartir sus conocimientos.

Por ejemplo, en la sesión de ayer el doctor Rodrigo Patiño Díaz, investigador del Cinvestav, habló con los niños acerca de la procedencia de los colores.

Cabe destacar que a lo largo de nueve años se han impartido 108 temas y que en todo este tiempo el programa, que además de Yucatán también se lleva al cabo en Quintana Roo, Tabasco, Campeche, Chiapas, Querétaro, Sinaloa y Baja California Norte, se ha atendido a 60,000 niños.

“Aquí los niños aprenden por medio de este sistema educativo presencial y a distancia”, indicó la especialista, tras recalcar que por medio del programa aumenta el interés de los niños por las profesiones.

“Con este tipo de pláticas, los niños y jóvenes se interesan cada vez más por lo que hace un químico o un médico, por ejemplo”, dijo.

Finalmente, señaló que el programa está abierto a todos los niños y adolescentes, quienes al inscribirse reciben un “pasaporte” el que les irán sellando con cada nueva sesión y, al final del programa, según el número de asistencias que tengan podrá canjearse por premios.— Iván Canul Ek

 

La portada del día

Matices necesarios