in

Se sienten ya los vientos que avisan la Primavera

La espera del fenómeno de luz y sombra en Chichén Itzá en 2016

Habrá fenómeno de luz y sombra al iniciar la estación

Los vientos de primavera ya se sienten en Mérida, pues será exactamente el 20 de marzo a las 15:59 horas cuando dé inicio esta estación del año; fecha que coincide con la salida del Sol totalmente al éste de la bóveda celeste, lo que permite observar en todo su esplendor el fenómeno de luz y sombra del descenso de Kukulcán en la pirámide de Chichén Itzá.

Así lo afirma el investigador y astrónomo Eddie Salazar Gamboa, quien detalla que el equinoccio de primavera fue ayer 14 de marzo, aunque muchas personas relacionan este fenómeno con el descenso de Kukulcán que por tradición se observa el 21 de marzo.

En realidad el equinoccio por definición significa la igualdad entre el día y la noche, hecho que se registró el 14 de marzo, ya que el Sol salió a las 6:03 de la mañana y se ocultó a las 6:03 de la tarde, es decir se tuvieron exactamente 12 horas de luz y 12 de oscuridad.

El 20 de marzo el Sol saldrá a las 5:58 de la mañana y se ocultará a las 18:05 horas, por lo que no se cumple con la definición de equinoccio.

No obstante, ese día el Sol saldrá totalmente al Este, de forma tal que al atardecer se refleja en la alfarda noroeste de la pirámide de Chichén Itzá y eso permite que se vea el fenómeno de descenso, permanencia y ascenso de Kukulcán en la pirámide.

Este fenómeno que atrae a miles de visitantes a la zona arqueológica cada año se podrá ver entre las 3 y las 5 de la tarde, siempre y cuando no se nuble, como ha pasado en algunas ocasiones.

El investigador puntualiza que de acuerdo con estudios que realizó desde 2005, pudo comprobar que el fenómeno no se presenta de la noche a la mañana, sino que desde días antes se observa.

En la primavera es desde el 5 de marzo cuando se puede ver la formación de cinco triángulos isósceles, de los siete que integran la “serpiente emplumada” y paulatinamente aumentan hasta que el día 16 se puede ver el fenómeno de luz y sombra, tal y como se verá desde el 20 y hasta el 23 de marzo, según sus cálculos. Esto debido a la posición del sol.

Después del 23 de marzo Kukulcán se puede ver de ocho triángulos y de nueve, hasta que finalmente se convierte en pura luz.

Salazar Gamboa asocia el fenómeno del descenso de Kukulcán con el bien y el mal, la luz y la oscuridad: “las plumas de Kukulcán simbolizan al Padre (dios bajando hacia el hombre), y el cuerpo de la serpiente representa a la Madre Tierra (el hombre acercándose a Dios o en conexión con Él).

Por ello, señala que la “serpiente emplumada” indica el camino del iniciado para armonizar el cielo con la Tierra con conciencia iluminada.

A este concepto es al que atribuye que numerosas personas acudan a las zonas arqueológicas en estas fechas, para recibir la energía de la divinidad, como un simbolismo de dejar lo material y orientarse a lo espiritual.— Iris Ceballos A.

El inicio de la estación

El inicio de la primavera, ocurrirá a las 15:59 horas del 20 de marzo, momento en el que el Sol estará a cero grados de longitud y latitud, o bien a cero horas de ascensión y cero grados de declinación, que son las formas en las que se mide el instante, afirma el investigador Eddie Salazar Gamboa. Es el momento justo en el que el Sol pasa de la parte sur al norte del Ecuador Celeste.

Autores de tiroteo en Brasil eran fanáticos de los videojuegos

Llevarán a El Cuyo festival de la veda