in

Semana de la Moda de Nueva York, con su edición más atípica

El camino es aún incierto para el sector de la moda

NUEVA YORK (EFE).— La Semana de la Moda de Nueva York puso en marcha ayer su edición más atípica debido a la pandemia, con cinco días de presentaciones mayoritariamente digitales, lo que ha motivado a firmas veteranas a saltarse la cita y a otras emergentes a aprovechar la oportunidad de tener un escaparate internacional.

La inauguración corrió a cargo de Jason Wu, uno de los pocos que decidió hacer un desfile en persona bajo las normas sanitarias de Nueva York, que dictan un máximo de 50 personas en exteriores y una capacidad reducida al 50% en interiores.

El modisto taiwanés había anticipado que en su desfile solo estarían presentes 36 personas con mascarilla y distanciadas, un contraste con el medio millar que solía admirar antes sus creaciones, entre ellos la editora de “Vogue”, Anna Wintour.

“Algunos minoristas y editores clave estarán ahí, y algunos de mis amigos más cercanos, que solo estarán ahí para apoyarme”, adelantaba Wu, quien también recordaba que el evento, en la azotea de los estudios Spring, se emitiría por internet.

Es así como casi todas las marcas participantes mostrarán sus creaciones: a través de desfiles retransmitidos en directo, vídeos grabados previamente, fotografías de las prendas (“lookbook”) u otro tipo de “activaciones digitales”, en palabras de una de las organizaciones de la Fashion Week, la firma IMG.

El japonés Tadashi Shoji, otro de los protagonistas de la primera jornada, lanzó su propuesta primavera-verano 2021 a través de la plataforma digital NYFW: The Shows, en la que publicó imágenes y un vídeo pregrabado.

Otra herramienta clave de la edición será la plataforma RUNWAY360 del Consejo de Diseñadores de Moda de Estados Unidos, una especie de “Netflix de la moda” que permitirá a las firmas negociar entre ellas y ofrecerá “experiencias diferentes” al público en general.

“Nos emociona ver a 10 nuevas marcas estadounidenses en el calendario, muchas por primera vez, que podrían no haber tenido la oportunidad de compartir sus colecciones con una audiencia global sin el acceso a RUNWAY360”, afirmó el máximo ejecutivo del Consejo, Steven Kolb, quien agregó que la pandemia ha “trastornado el sector de la moda y golpeado a Nueva York particularmente fuerte”.

A la jornada dominical se añadieron las presentaciones por streaming de la marca canadiense RVNG, que debutó con una pasarela virtual en la que desfiló la actriz Laura Vandervoort; la australiana Macgraw y la estadounidense Markarian.

Son relevantes dos iniciativas centradas en diseñadores negros: un “showroom” impulsado por el Black In Fashion Council, grupo de marcas y profesionales que buscan la promoción de los ciudadanos de color en el sector, y Harlem’s Fashion Row, que consiste en una gala de premios y una muestra de modistas.

El evento, que se extenderá hasta el próximo jueves, acusa la ausencia de veteranas casas de moda, como las de Marc Jacobs, Michael Kors, Ralph Lauren, Oscar de la Renta, Prabal Gurung, Brandon Maxwell, Gabriela Hearst y Tory Burch, que decidieron cancelar o posponer sus presentaciones.

Proenza Schouler tampoco celebrará su desfile porque lanzará un proyecto creativo a mitad de octubre, según informó un portavoz, pero estará presente hoy en una charla pregrabada con sus creativos Jack McCollough y Lázaro Hernández.

Carolina Herrera emitirá también hoy un documental protagonizado por la diseñadora venezolana y su relevo creativo desde hace dos años, Wes Gordon, ya que aplazó la presentación de su colección de verano.

Entre las varias decenas de firmas, solo habrá seis presentaciones en persona, en la azotea de la sede de la moda neoyorquina: Jason Wu, Monse, Bronx and Banco, Rebecca Minkoff, Studio 189 y Laquan Smith.

El resto de marcas tiene planes únicamente digitales, entre ellas conocidos nombres como Tom Ford, Anna Sui, Badgley Mischka, Naeem Khan, Marchesa y Collina Strada, y emergentes, como Imitation of Christ y Who Decides War.

Christian Siriano, uno de los favoritos de la alfombra roja, planea llevar al cabo un desfile en Connecticut el próximo jueves por la tarde, con el que se pondrá fin a la Semana de la Moda.

Acusan impunidad en Atenco: Denuncia contra el gobierno mexiquense