in ,

La señal WOW! es un misterio, pero quizá no del tipo extraterrestre

señal wow
La anotación del doctor Jerry R. Ehman junto al registro de la señal captada el 15 de agosto de 1977 por el radiotelescopio Big Ear, en Ohio. Foto: Big Ear

Mañana sábado se cumplen 43 años de que el radiotelescopio Big Ear de la Universidad Estatal de Ohio recibiera la señal del cielo a la cual una anotación del físico Jerry R. Ehman y el impulso mediático dieron fama con el nombre de WOW!

¿La señal WOW! es una prueba de inteligencia extraterrestre?

El mote recoge la expresión de asombro que Ehman escribió con tinta roja junto a las seis cifras y letras que, con lenguaje informático, describen la intensidad de la señal de radio captada el 15 de agosto de 1977 durante 72 segundos y tan peculiar que de inmediato se pensó que se había encontrado la prueba indiscutible de inteligencia extraterrestre.

Algunos todavía creen que la señal WOW! es evidencia de que la especie humana no es la única en el universo capaz de construir artefactos como radiotransmisores. Pero el doctor Seth Shostak, astrónomo del Instituto SETI, dice que lo más probable es que su origen estuviera en nuestro planeta.


Te puede interesar: Japón se prepara para posible encuentro con Ovnis


“Se recibió en una frecuencia del espectro radial en la que hay muchos transmisores. Aeronaves militares pudieron ser los transmisores”, le dice al Diario en una charla por Zoom.

A pesar de las décadas de búsqueda “no hemos encontrado ninguna evidencia concluyente y convincente de existencia extraterrestre”, ni siquiera microbiana, advierte.

Y eso que los expertos de SETI —instituto de investigación científica sin fines de lucro que se dedica a explorar, comprender y explicar el origen y la naturaleza de la vida en el universo y la evolución de la inteligencia— están abiertos a hallar las formas más variadas de seres inteligentes. Incluso no vivos.

“Podría ser que los aliens se convirtieran en algo que se mejorara a sí mismo, en la inteligencia de las máquinas. Una señal podría venir de una máquina”, argumenta Shostak.

Historia de la señal WOW!

Cuando en 1977 el doctor Ehman encerró en un círculo rojo la secuencia 6EQUJ5 y escribió a su lado “WOW!”, el radiotelescopio Big Ear llevaba 14 años operando en terrenos que la Universidad Wesleyan de Ohio había autorizado ocupar a la Estatal de Ohio.

señal wow
El radiotelescopio Big Ear antes de su demolición en 1998. Foto: Ohio History Central

Así funcionaba el Big Ear

En su primera década, el instrumento, con un tamaño superior a tres campos de fútbol americano, se dedicó a registrar la ubicación e intensidad de fuentes de radio de banda ancha (como son casi todas las siderales, por ejemplo las que emiten de manera natural galaxias y cuásares). Al completarse ese proyecto los científicos se enfocaron en detectar transmisiones de banda corta (por lo común generadas artificialmente), que pudieran tener origen extraterrestre.

El doctor Ehman revisaba cada tres o cuatro días los valores procesados por la computadora IBM 1130. Al analizar los datos del 15 de agosto notó una secuencia de letras y números que, según escribió en su reporte del suceso, reconoció de inmediato “como el patrón que esperaríamos ver de una fuente de radio de banda corta de un diámetro angular pequeño en el cielo”.


Lee también: CIA libera archivos OVNI para escépticos por cuarentena


Fue la primera vez que se detectó la señal y, hasta ahora, la última. Han sido infructuosos los intentos por registrarla nuevamente, no solo con el Big Ear (demolido en 1998 para que el terreno se usara como campo de golf) sino también con otros radiotelescopios apuntando a la misma dirección del firmamento —en la constelación de Sagitario— que el instrumento en Ohio exploraba al captar la WOW!

señal wow!
LA MIRADA EN EL CIELO: Allen Telescope Array, que el Instituto SETI utiliza para buscar señales de inteligencia extraterrestre. Foto: cortesía Seth Shostak

Las posibles explicaciones de la señal

Ehman mostró el registro de la señal a sus colegas Robert Dixon y John Kraus, director de Big Ear, quienes —“asombrados”, según el recuento del físico— teorizaron sobre posibles orígenes, desde satélites artificiales, aviones, escombros espaciales y lentes gravitacionales hasta planetas y asteroides.

Los expertos descartaron la mayoría, ya fuera porque su ubicación no correspondía a la región ni altitud de procedencia de la señal, sus características no se ajustaban al patrón captado por la antena o porque, de tener origen humano, estarían violando el acuerdo internacional de no transmisión en la misma frecuencia de banda de la señal por estar ésta destinada a mediciones de radioastronomía.

Una de las peculiaridades de WOW! alimenta el misterio: fue captada solo por uno de los dos receptores de la antena de Big Ear (que escaneaban con diferencia de un par de minutos la misma posición de una fuente). En su reporte, Ehman consideró que eso pudo deberse a que la señal se apagó o cambió de dirección rápidamente, algo que no es posible que hiciera una estrella o un planeta, pero sí un artefacto creado por seres inteligentes.

Sin embargo, el físico admitió que el origen de WOW! era una pregunta abierta para él. “Simplemente hay muy poca información para sacar muchas conclusiones. En otras palabras (...) elijo no sacar amplias conclusiones de medio-amplia información”.

La señal WOW!, un misterio sin resolver

señal wow!
LA MIRADA EN EL CIELO: El radiotelescopio de interferometría Allen Telescope Array, en Hat Creek, California. Foto: cortesía Seth Shostak

Para el doctor Seth Shostak, el hecho de que nunca más se haya captado de nuevo la señal, a pesar de reiterados intentos en 43 años, no da buenas referencias del fenómeno.

“Siempre va a ser un misterio y la razón por la cual todos saben de ella es porque Jerry Ehman vio la señal en la hoja impresa y escribió ‘WOW!’ al lado. Si hubiera escrito ‘Pedro’ o algo así quizá no hubiera sido tan famosa; lo es porque le dio un nombre. Había muchas señales misteriosas en 1977, no por los aliens, sino por el equipo” que se usaba, indica el astrónomo en conversación con el Diario desde California.

Tampoco se pueden sacar más conclusiones a partir del registro de la señal, que se reduce a seis números y letras estampados en una hoja por una impresora de líneas.

Hace un par de años el Instituto SETI exploró la región del espacio de la que provino la señal WOW!, sin hallarla. Sus esfuerzos actuales por encontrar inteligencia extraterrestre constituyen “un experimento mucho más ambicioso de lo que se hacía en 1977”, además de que “el equipo de hoy es mucho mejor”, afirma el astrónomo.

“SETI apunta las antenas a las cercanías de estrellas, a la espera de que haya planetas rodeándolas. Monitorea cientos de miles de diferentes canales de frecuencia tratando de captar señales”, explica.

En busca de inteligencia y de evidencia extraterrestre

“No hemos encontrado ninguna evidencia concluyente y convincente de existencia extraterrestre”, subraya. “Todos piensan que podría haber o hubo vida en Marte, algunas lunas de Júpiter y Saturno tienen océanos y tal vez tengan vida, pero aún no la encontramos”.

“Si se encuentran microbios en Marte sería importante, porque nos diría que dos planetas (del sistema solar) tienen vida, y, si hay al menos en dos, trillones de planetas podrían tenerla”, apunta.


Lee: Restos de OVNI tras un choque


¿Y a qué se parecería una inteligencia alienígena? El doctor Shostak no lo sabe, pero bromea con que Hollywood sí. “En las películas (los extraterrestres) con frecuencia se parecen a nosotros. Pero no tienen que verse para nada como nosotros”.

“Si vas al zoológico, ves todas estas formas de vida que están muy bien adaptadas a la Tierra y no se parecen a los humanos, se ven como peces, cebras, elefantes... La naturaleza produce una gran diversidad y es difícil creer que los aliens se parezcan al habitante promedio de Los Ángeles”.

¿Qué es una civilización inteligente?

Para los expertos de SETI, inteligente es aquella civilización capaz de construir un transmisor de señales de radio. “Pero la inteligencia no tiene que ser humana y tampoco estar viva”, aclara.

“Hemos desarrollado computadoras que juegan ajedrez, Go! y póker mejor que un humano, lo que no es tan impresionante. Pero también hemos desarrollado computadoras que escriben artículos deportivos para periódicos y dentro de 30 años podría haber computadoras que hicieran cualquier cosa que los humanos hagan. Quiero decir que estamos inventado a nuestros sucesores”.

“Los aliens podrían haber desaparecido hace mucho tiempo y ya no son algo viviente. Podría ser que los aliens se convirtieran en algo que se mejorara a sí mismo, en la inteligencia de las máquinas. Una señal podría venir de una máquina”, precisa.

“El universo es tres veces más antiguo que la Tierra, así que la mayoría de las estrellas ha estado rondando mucho más tiempo que el Sol. Nosotros somos los nuevos del vecindario y, como resultado, puede haber civilizaciones ahí afuera que sean billones de años más avanzadas que nosotros. Tal vez lo que hay que hacer es buscar artefactos”.

“Los extraterrestres podrían estar ya muertos, pero sus artefactos estarían todavía ahí. Entonces, podríamos buscar cosas que una inteligencia avanzada pudo construir, algo muy grande; ésa sería una forma más rápida de encontrar evidencia extraterrestre”.

señal wow!
4PERSEVERANCE1 El explorador marciano Perseverance en el Laboratorio de Propulsión a Chorro, en Pasadena, California. Fotografía: The Associated Press

No tan rápido...

A pesar del interés por descubrir vida inteligente fuera de la Tierra, los científicos del Instituto SETI se caracterizan por su cautela ante las supuestas evidencias que continuamente les presenta la gente.

“Si tienes entrenamiento en cualquier ciencia, probablemente eres muy escéptico”, afirma el doctor Shostak. “Si un científico escribe un artículo sobre un descubrimiento, ¿cómo reaccionan los demás? Saltan a sus laboratorios e inmediatamente tratan de demostrar que esa persona se equivocó”.

Una parte de la precaución “son solo celos profesionales”, confiesa. “Pero también es el hecho de que, en ciencia, que tengas una buena idea no significa mucho. Si no puedes comprobarlo con buenos datos no es muy útil”.

“Hay gente que me escribe para decirme que vio algo en el cielo y piensa que son aliens. Eso no es ciencia, a menos de que tengan suficientes detalles para saber que es una nave extraterrestre y no un globo o nave militar”.

“Si solo le decimos a alguien que vimos algo, eso, desafortunadamente, no es ciencia. Tampoco sería suficiente para culpar a alguien de un asesinato...”.

señal wow
LA MIRADA EN EL CIELO: Radiotelescopio de Arecibo, fuente de datos del proyecto SETI@home and Astropulse. Fotografía: SETI Institute

Conoce más

Instituto SETI

Fue un programa de la NASA hasta que 1993 el Congreso de Estados Unidos suspendió el financiamiento de la agencia para SETI. “Es muy peculiar, porque la NASA busca vida en Marte, en las lunas de Júpiter y Saturno, pero no vida inteligente”, señala el astrónomo Seth Shostak.

Financiamiento

En la actualidad, todos los proyectos de SETI en el vecino país son financiados con donativos de la gente.

Objetivos

“El abordaje número uno es hacer más de lo que se ha hecho hasta ahora con grandes antenas de radio, pero los receptores son mucho mejores; pueden monitorear cientos de millones de canales de frecuencia al mismo tiempo, eso acelera la investigación”, explica.


Te puede interesar: Fenómeno ovni es real, dice oficial de inteligencia militar


Imagen de archivo de un retén de elementos del Ejército Mexicano en Celaya, Guanajuato (Foto de EFE)

Luego de la captura de ''El Marro'' disminuyeron los homicidios en Guanajuato

El cantante colombiano J Balvin sufre Covid (Foto de @NoticiasCaracol)

J Balvin revela que sufre de Covid-19 y lanza una alerta