in

Siembra la semilla del cambio

Carolina Canché Rodríguez

Cuidar del medio ambiente, meta de Carolina Canché

Creer en lo que uno hace y esforzarse a diario son para Carolina Guadalupe Canché Rodríguez las claves para lograr metas en la vida, tal como ella lo ha hecho en un ámbito que le apasiona: el medio ambiente.

Ha enfrentado obstáculos a lo largo de la vida, pero nada ha podido frenar su ímpetu de hacer lo que le gusta e incentivar a otros a cambiar sus conductas para tener un mundo mejor.

Con motivo del Día Internacional de la Mujer, conmemorado el lunes 8, Diario de Yucatán entrevistó a destacadas mujeres en diversos ámbitos. Hoy las entregas especiales llegan a su fin con Carolina, quien comparte aspectos de su sentir en relación con cuestiones de género y el trabajo realizado en movimientos como Cero Basura Yucatán, del que es fundadora.

¿Cómo te has abierto paso para destacar en tu área?

Tengo mucha pasión por lo que hago y lo considero como mi misión o propósito en la vida, entonces realmente no es que me haya esforzado por destacar, solo hago mi mejor esfuerzo cada día y con mucho amor porque creo que lo que hago es importante y porque creo que vale la pena dedicarle tiempo y esfuerzo a lo que uno quiere lograr. Yo quiero colaborar para un mundo mejor en donde la gente viva plenamente y con una relación armoniosa con su entorno y las demás especies, ése es mi sueño y quiero lograrlo, o al menos sumar mi granito de arena para ello.

¿Qué trabas has encontrado para estudiar y desempeñar tu labor?

He sido muy afortunada de encontrar muchas redes de apoyo y muchas personas que coinciden con mi sueño. Muchas de las trabas están en mi cabeza, seguramente como huellas o cicatrices de las trabas que las mujeres hemos encontrado en la Historia. He sido muy afortunada y la verdad no he tenido que enfrentarme, hasta ahora, a muchas dificultades.

¿Has padecido discriminación por ser mujer?

Yo creo que sí, la discriminación “del día a día”, ésa que no es muy clara pero sin duda hay discriminación, tienes un techo de cristal. Claro que puedes opinar en los foros a los que te invitan, pero se nota cuando tu opinión no es tan relevante como la de otras personas.

¿Has sido víctima de abuso por ser mujer? ¿Qué hiciste para superarlo?

Sí, de pequeña sufrí abuso físico. Sin embargo, creo que no he hecho aún nada para sanarlo.

¿Puedes dar algunas recomendaciones a la mujer y al hombre de hoy para terminar con las prácticas machistas?

Creo que gran parte de nuestros problemas como humanidad vienen de la falta de amor, sobre todo de nosotras y nosotros mismos. Amarse, respetarse y valorarse es el único camino que nos puede llevar a amar, respetar y valorar a los demás. Yo sé que puede parecer algo abstracto y romántico, pero no lo es, el amor es una verdadera revolución y claro que no hablo del amor de las películas.

¿Desde cuándo te dedicas a las causas ambientales?

De manera formal desde 2018. Soy muy nueva en el ámbito y casi todo lo he aprendido de manera autodidacta, pero, como comenté antes, mi gran pasión y convicción por lo que hago, sumadas a fantásticas redes de apoyo (en su mayoría mujeres), me han permitido de alguna forma destacar en esta labor.

¿Cuáles consideras que son tus principales logros en esta área?

Recorrer mi camino plantando semillas de cambio es mi mayor felicidad. Antes tenía un blog que se llamaba “La conciencia de Caro” y era muy chistoso después escuchar a las personas decirme que de verdad me había incrustado en sus conciencias y que sentían que llevaban una mini Caro en sus cabezas que les ayudaba (y a veces juzgaba) en sus decisiones de consumo y de desecho. Es eso, facilitarle a las personas la información, abrir sus mentes y ofrecerles posibilidades para que cada una de ellas tome decisiones más informadas y como mejor les convenga, pero ya con el chip ambiental sembrado en sus conciencias.

Carolina es una mujer incansable, que “siempre digo que ya voy a enfocarme en uno o dos proyectos como máximo, pero siempre termino haciendo más”, y por ello ahora está trabajando con la asociación civil Cero Basura Yucatán como presidenta-fundadora. Pero no solo eso: la entrevistada también es socia propietaria de la tienda Mar de Cambios, coordina en alianza con la UDS el Mercado Cero Basura y la tienda en línea del mismo, y recientemente inició el proyecto Célula Verde Yucatán, el cual tiene como meta convertirse en una Academia de Educación y Formación Ambiental.— Iris Ceballos Alvarado

 

Escrito por Iris Ceballos Alvarado

Iris Ceballos Alvarado es Licenciada en Periodismo y Ciencias de la Comunicación. Comenzó su carrera en medios de comunicación en 1994 y en agosto de 1997 se integró a Grupo Megamedia. Desde entonces realiza coberturas sobre cultura, espectáculos, salud, educación y calidad de vida.

Se espera un ambiente en extremo caluroso