in

“Stabat Mater” es una pieza de gran belleza atemporal

Arriba

“Obra impactante”

El dolor de una madre al ver a su hijo en la cruz se deja sentir en “Stabat Mater”, una obra de gran belleza universal que interpretará el ensamble Carpe Diem, bajo la dirección de César Reyes.

Como solistas invitadas estarán Dorela Cela y Teodora Drozdik-Popovic.

La presentación de este concierto será mañana miércoles 15 en el parque de Santana Ana y el jueves 16 en la Capilla del Palacio Cantón, en ambos casos a las 20 horas. La entrada es libre.

César Reyes, quien dirige este proyecto, señala que “Stabat Mater” es una obra triste, pero muy enérgica.

Será interpretada por el ensamble Carpe Diem, que se integró para este evento, pero que esperan pueda permanecer para futuros proyectos, ya que se trata de un conjunto integrado por mujeres en su totalidad que muestran la diversidad cultural que hay en Mérida, ya que son de diversos estados del país o de otros países.

Entre las mexicanas hay integrantes de Chihuahua y Ciudad de México y una méxico-inglesa, y de Italia, Rusia y Armenia.

Integran el conjunto: Luana D’Andrea, Marlene Pacheco, Fátima Ojeda de la Fuente y Ofelia Martínez, los cuatro violines; y Ella Shamoyan (viola), Nadezda Golubeva (chelo) y Elizabeth Stockton (contrabajo).

Las cantantes

Para este proyecto se cuenta con la participación de la soprano italiana Dorela Cela, y de la mezzosoprano serbia, Teodora Drizdik-Popovic.

César Reyes indica que fue Dorela quien propuso “Stabat Mater” del compositor Pergolesi, que las dos cantantes ya han interpretado antes en Europa.

Dorela Cela comparte que conoce a César porque estudiaron juntos en Milán, de manera que cuando le habló de la idea de realizar un proyecto para el Mérida Fest le propuso esta obra, que considera de una belleza universal y atemporal.

Destaca que es una obra llena de sentimiento, nostálgica, pero muy bella.

Junto con Teodora, con quien integra un dueto desde hace año y medio, ha cantado esta obra de Pergolesi en varios países de Europa, como los países Bajos, Italia, Luxemburgo y Serbia.

Teodora manifiesta que entre ellas hay una amistad que las llevó a integrar al dueto al darse cuenta que se acoplaban muy bien y que tienen una energía similar en el escenario.

Técnicamente difícil

Dorela indica que “Stabat Mater” es una obra técnicamente difícil de interpretar, pues tiene muchas variaciones, hay partes que son muy veloces y otras muy calmadas, aunado a frases muy largas en las que es difícil mantener la nota hasta el final.

Pero para el público, afirma que es una obra que disfrutarán mucho y los dejará sin palabras, pues es una pieza impactante que llega al corazón.

Para la soprano, ésta es la cuarta vez que visita Mérida para ofrecer un espectáculo. Hace dos años estuvo también en el Mérida Fest; y para Teodora es la primera vez que viene a la ciudad, aunque ya ha estado en el país, como turista.— Iris Margarita Ceballos Alvarado

Síguenos en Google Noticias

Acusado de corrupción un juez clave en el lío de las luminarias

Empiezan los preparativos para el Tianguis Turístico