in

Su meta, seguir creciendo

Ana Laura Bates Paredes cumple un sueño scout

Ana Laura Bates Paredes es desde hace seis semanas coordinadora de la Red Interamericana de Jóvenes. A sus 21 años de edad, la estudiante de Comercio Internacional en la Facultad de Economía de la Uady es la primera mexicana en ocupar un cargo de este nivel dentro del movimiento scout.

“Mi principal motivo para postularme fue generar un sentido de pertenencia y una mayor inclusión dentro de la misma región”, dice la joven yucateca, quien también encabeza la coordinación nacional de la Red.

Para ocupar el puesto, Ana Laura compitió con cuatro jóvenes procedentes de Argentina, Belice, Bolivia y Guyana.

La elección se realizó a fines de noviembre pasado durante el Foro Interamericano de Jóvenes Scouts que se llevó al cabo en Panamá, y allí mismo fue investida junto con un escultista de Argentina, con quien comparte las labores de la Red.

“Trabajaré por impulsar los proyectos que sí tenemos en la región, pero que a veces no están tan visibles”, detalla la joven.

Ana Laura, quien es scout prácticamente desde el vientre de su madre, ingresó al movimiento a los 7 años de edad y actualmente es integrante del clan rover “Excalibur” del grupo 5 “Santiago” de la Provincia Yucatán de la Asociación de Scouts de México, A.C.

Fue precisamente en el clan rover donde se enteró que en Yucatán había una Red de Jóvenes.

“Me llamó la atención porque siempre me ha interesado todo lo referente a debates, así que me postulé para la Red Local”. Era 2016.

Una vez dentro de la Red, Ana Laura se dio cuenta que había mucho trabajo por hacer y que tenía la oportunidad de hacer cosas más grandes, algo que la llevó a postularse como coordinadora nacional para el periodo 2017-2109.

Como coordinadora nacional tuvo la oportunidad de asistir al XIII Foro Mundial de Jóvenes Scouts que tuvo lugar en Baku (Azerbaiyán). Allí conoció a una de las coordinadoras interamericanas de la Red de Jóvenes.

Esa experiencia la llevó a pensar en la postulación como coordinadora interamericana, además cumplía con varios requisitos: dominio de varios idiomas (inglés, francés y portugués), un currículum destacado dentro del movimiento scout y preparación académica.

Aunque reconoce que tuvo sus dudas sobre postularse, su familia —principalmente su madre Silvia Elena Paredes Pérez— la animó a seguir adelante.

“Mi mamá siempre me dice que ‘si se quiere, se puede’ y que todo se puede si uno se sabe organizar”, y es que, además de la responsabilidad por su nuevo cargo, también tiene responsabilidades en la escuela, en casa y actividades extracurriculares.

Su plan, dice, es buscar algo más allá.

“Ahorita estoy concentrada en terminar mi carrera y ya después de eso adonde la vida me lleve”, comparte Ana Laura, quien recomienda a los jóvenes que si bien la vida da muchas vueltas uno puede lograr cosas muy grandes.

“Finalmente los jóvenes no somos el futuro, sino el presente. Somos el ‘ya’ y en nuestras manos está tomar las riendas de nuestra vida y decidir a dónde queremos llegar. Nosotros mismos somos nuestro propio techo de cristal y en nosotros está romper esta barrera”, concluye la joven.— Jorge Iván Canul Ek

 

El poeta Saúl Ibargoyen. Foto: info7.mx

Fallece el poeta uruguayo Saúl Ibargoyen a los 88 años

“En niveles críticos”