in

Talento desde Perú

Fernando Valcárcel y el saxofonista Jorge Luis Puma

Valcárcel y Puma en el Programa 4 de la Sinfónica

Un cálido abrazo peruano rodeará a la Orquesta Sinfónica de Yucatán (OSY) en los conciertos de este fin de semana, en los que el director huésped, Fernando Valcárcel y el solista invitado, el saxofonista Jorge Luis Puma, compartirán sus saberes musicales con la Rapsodia para saxofón alto y orquesta de Debussy, así como un primer acercamiento a la música peruana académica con una obra de Armando Guevara Ochoa.

Valcárcel está al frente de la Orquesta Nacional de Perú desde 2012, como titular, una agrupación a la que ingresó como director adjunto en 2011; mientras que Jorge Luis, quien cuenta con una maestría, es ganador del Concurso Panamericano de Saxofón Clásico del Festival Clarisax que se efectuó en marzo, en esta ciudad, por lo que obtuvo como parte del premio el poder presentarse con la OSY.

En cuanto al director huésped, es la quinta ocasión que dirigirá a la OSY, una agrupación a la que conoció hace 11 años, cuando por primera vez la vino a dirigir.

El músico fue quien pidió incluir en el repertorio “Cuatro estampas” del compositor peruano Armando Guevara Ochoa.

Al respecto, indica que será un primer encuentro del público de Mérida con la música peruana académica, por lo que optó por un repertorio más simple, folclórico y rítmico, de melodías muy reconocibles y que identifican plenamente el espíritu de la música peruana.

Manifiesta que Guevara Ochoa es uno de los compositores que más se han nutrido del folclor peruano, y ésta en particular “tiene una hermosa melodía, muy descriptiva, muy bien hecha para las cuerdas”.

Añade que Guevara era un eximio violinista, por lo que sabía componer para su instrumento y para las cuerdas en general de manera brillante.

Confiesa que en un inicio pensó en presentar otras obras quizá más modernistas, pero a sugerencia de Juan Carlos Lomónaco, director titular de la OSY, se decidió por un clásico de la música del Perú, muy conocida por todos los asiduos a los conciertos.

Representativa

Por su parte, Jorge Luis Puma detalla sobre la obra que interpretará como solista, la Rapsodia para saxofón alto de Debussy, que es una obra emblemática del repertorio del saxofón.

Afirma que para él esta obra es una especie de conclusión de los estudios que realizó en Perú y España, porque siempre se preguntó sobre la característica principal del instrumento y llegó a la conclusión de que es muy lírico, prácticamente una extensión de la voz, por lo fue buscando un repertorio que se asemejara a eso, a poner al sax como un cantante, y prescindiendo del virtuosismo.

Considera que el saxofón es un instrumento muy expresivo, pero cuando el músico se centra en mostrar más el desarrollo de la técnica, se olvida de expresar, y “al final la música está por encima de lo técnico, hay que expresar, y esa es siempre mi preocupación”.

Es la tercera ocasión en la que interpretará esta pieza de Debussy, a la que ha encontrado cosas nuevas, tan así que la siente completamente diferente a cuando la tocó por primera vez, “es lo que tiene la buena música, vas escarbando y siempre encuentras cosas nuevas”.

Comparte que esta Rapsodia fue la primera obra de música clásica para el saxofón que escuchó, por lo que ha sido muy cercana a él, aunado a que es una de las piezas más emblemáticas para el instrumento, puesto que al inventarse el saxofón a finales del siglo XIX hay pocas obras trascendentales de grandes compositores.

Puma explica que Debussy se tomó mucho tiempo para hacer esta obra, pues buscaba en sus composiciones que destacara algo que fuera solamente característico del instrumento para el que componía, por lo que en este caso se preocupó por darle al saxofón un lenguaje propio, que no fuera como una flauta o un chelo, sino que cumpliera con ese requisito y fuera totalmente saxofonístco.

Los conciertos de la OSY con los peruanos serán hoy viernes a las 21 horas y el domingo a las 12 horas, en el teatro José Peón Contreras.— Iris Ceballos Alvarado

Fernando Valcárcel

El director peruano busca que la orquesta no sea sólo una institución, sino algo vivo.

Renovarse

Como director, a Valcárcel le interesa renovar el repertorio, pues aunque es una persona de la música tradicional europea, la cual en su conjunto considera el repertorio más importante que se ha escrito en general en la historia de la música, siente que hay que renovarse.

Peruano

Por ello en la Orquesta que dirige hizo todo lo contrario, optó por un repertorio contemporáneo en menor medida y peruano en su mayoría, incluso con los clásicos europeos optó por sus obras menos frecuentes.

Retos

Señala que el público debe ser expuesto a retos, a repertorios en los que pueda desarrollar su gusto, en donde pueda haber un esfuerzo por entender y aprender.

Síguenos en Google Noticias

Rescatan a los Policías de Kiní, después de cuatro horas (vídeo)

Pese a problemas de salud, canta y sigue estudiando