in

Trombo no dejaría secuelas para el príncipe Joaquín

El príncipe Joaquín no sufriría daños permanentes por el trombo

Evoluciona de manera favorable

COPENHAGUE (EFE).— El príncipe Joaquín de Dinamarca, hijo menor de la reina Margarita, evoluciona bien tras ser operado este fin de semana de un coágulo cerebral y los médicos no creen que vaya a sufrir daños permanentes, informó ayer la Casa Real danesa.

“Tras ser ingresado y tratado en cuidados intensivos los últimos días, la opinión de los médicos es ahora que el príncipe Joaquín no tendrá consecuencias físicas u otros daños a causa del coágulo”, consta en el comunicado.

El trombo se produjo debido a la “disección repentina de una arteria”, por lo que el riesgo de recaída es “muy pequeño” una vez que ésta haya curado, informaron los médicos del Hospital Universitario de Toulouse (Francia), donde fue operado y está ingresado.

Se espera que el príncipe Joaquín, de 51 años, sea trasladado a planta “pronto”, señaló la Casa Real, que pidió “tranquilidad y respeto” a los medios de comunicación y agradeció las muestras de cariño y apoyo.

Joaquín de Dinamarca se mudó el año pasado a Francia con su actual esposa, la princesa Marie, y sus dos hijos (tiene otros dos más de un anterior matrimonio), para ampliar sus estudios en una academia militar.

El hijo menor de la reina Margarita, sexto en la línea de sucesión al trono, fue nombrado a principios de año agregado militar de la Embajada danesa en París, puesto que debía asumir el próximo 1 de septiembre.

''Sí, pero no...'': López-Gatell recomienda el cubrebocas como ''auxiliar''