in

Un escultor campechano no llegó a ver la fama

Detalle de la mesa maya del artista Miguel Rodríguez

Miguel Rodríguez dejó una mesa maya interesante

En la cápsula “Miradas en el tiempo” de Prohispen Jorge Cortés Ancona habla de una pieza escultórica que se encuentra en el Museo de la Ciudad de Mérida.

“Tiene como característica su forma circular y está apoyada en tres atlantes. Podemos ver que tiene policromía y que representa un motivo iconográfico maya, en el borde podemos leer ‘Escuela de Bellas Artes, septiembre de 1921’”.

“La pieza es obra de Miguel Rodríguez, un joven pintor y escultor que nació en Hecelchacán, Campeche en 1902, que llegó a Mérida para estudiar en la Escuela de Bellas Artes, donde destacó como estudiante: pintó óleos, acuarelas, pastel, realizó proyectos de frisos y obras de alfarería y en otras técnicas escultóricas. Fue tan destacado que cuando llegó José Vasconcelos en 1921 acompañado de Carlos Pellicer, Diego Rivera, Roberto Montenegro, Adolfo Best Maugard y Pedro Henríquez Ureña conocieron la obra de este joven y lo invitaron a viajar a la Ciudad de México para que estudie el método Best Maugard, que se estaba aplicando en ese momento. Él lo aprendió y regresó a Mérida para enseñar ya no como estudiante sino como maestro, para impartir clases del método Best y existe alguna fotografía al respecto.

“El caso de Miguel Rodríguez es muy significativo porque tuvo una producción relevante que fue destacada por Eduardo Urzaiz, Sara Molina, Juan Manuel Cáceres y otros escritores, sin embargo; lamentablemente falleció a los 21 años de edad, en 1923, de una afección pulmonar.

“De su obra se conservan fotografías y la única pieza que consta de su autoría es precisamente esta mesa, realizada en cemento, lo cual llama mucho la atención por ser un material de carácter industrial contemporáneo para poder realizar una pieza de tipo mayense; interpretando algo que corresponde a otro tiempo y a otro momento histórico-cultural.

“Hay fotografías de Felipe Carrillo Puerto ante esta mesa y también de Lázaro Cárdenas sentado, firmando algunos documentos en 1934.

“Ojalá podamos recuperar más obras de Rodríguez” y que no solamente lo conozcamos en fotografías. Por lo pronto tenemos esta mesa maya relevante como representación del nacionalismo revolucionario en el arte de Yucatán.

Podrá ver esta y otras cápsulas de Prohispen en el sitio: http://prohispen.com/ o en www.facebook.com/ProHispen

 

Titulo segundo titulo

Gallia est omnis divisa in partes tres, quarum unam incolunt Belgae, aliam

dfsf

dfdffsff

El Sondeo Megamedia: Ven inservible una medida

Vacunan contra el Covid-19 a gente foránea en Motul