in

No puede dejar de moverse

M.J. Eberhart

Un hombre de 83 años fija récord en los Apalaches

PORTLAND, Maine (AP).— Un hombre de Alabama de 83 años de edad empezó a realizar caminatas largas cuando se jubiló hace más de 25 años... y nunca se detuvo.

M.J. “Sunny” Eberhart impuso recientemente un récord como el excursionista de más edad en completar el Sendero de los Apalaches.

Eberhart, conocido por su apodo de senderismo Nimblewill Nomad, reconoció que, a pesar de tener decenas de miles de kilómetros en su haber, el camino fue difícil por su edad e, incluso, tuvo algunas caídas debido a piedras resbaladizas.

“Tengo un par de marcas en el cuerpo por resbalones, pero estoy bien”, declaró. “Tienes que tener una determinación increíble para hacer esto”.

Eberhart recorrió la ruta sin seguir un orden, en secciones, para aprovechar las mejores condiciones del clima, y ya había completado algunas partes del Norte, incluyendo el monte Katahdin de Maine.

Puso fin a su última sección en el occidente de Massachusetts, en la localidad de Dalton, en el mismo año en que un pequeño de tan solo cinco de edad se convirtió en la persona más joven en conseguir la hazaña.

El domingo 7 pasado, cuando Eberhart terminó la ruta, acudió a recibirlo el antiguo poseedor del récord, Dale “Greybeard” Sanders, quien vive en las afueras de Memphis, Tennessee. Él terminó el recorrido a los 82 años en 2017. No está triste de ver superada su marca.

“Mi querido amigo Nimblewill me está quitando mi récord y estoy feliz por él. Los récords están para romperse”, señaló Sanders.

Sanders confirmó que Eberhart había completado la hazaña mientras éste era festejado con champaña en casa de un amigo.

Jorgan Bowman, del grupo de Conservación del Sendero de los Apalaches en Harpers Ferry, Virginia Occidental, confirmó que Eberhart es la persona de mayor edad en terminar la ruta.

Eberhart empezó a hacer senderismo con mucho entusiasmo después de jubilarse como optometrista en Florida, en 1993. El hombre de larga barba caminó más que la mayoría de los que andan el sendero de 3,530 kilómetros entre la montaña Springer de Georgia y el monte Katahdin de Maine. Empezó su excursión en febrero en su hogar de la montaña Flagg, Alabama, con lo que añadió cientos de kilómetros al trayecto.

Distancia modesta

El camino representó una distancia relativamente modesta para una persona que antes cubrió los 7,080 kilómetros entre los Cayos de Florida y el norte de Québec, una aventura que relató en el libro “Ten Million Steps (Diez millones de pasos)”.

Posteriormente caminó desde Terranova hasta Florida, una distancia aun más larga. También anduvo desde Chicago hasta California por la Ruta 66.

En camino Trabajo

M.J. Eberhart no pierde el deseo de seguirse moviendo ni sentir la tranquilidad de la ruta junto con otros excursionistas.

Cuidador

Ahora está de vuelta en su casa en la montaña Flagg, de 304 metros de altitud —la montaña de los Apalaches ubicada más al Sur—, donde se desempeña como cuidador de una torre de guardabosques y cabañas construidas por el Cuerpo Civil de Conservación.

Síguenos en Google News, da clic AQUÍ .

Morena agradece a sus legisladores

Cartón de Tony: Ciegos ante su reflejo