in

Van a paso firme en el espacio

Las alianzas en la Tierra, pieza clave de dos proyectos

MOSCÚ.— La Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio de Estados Unidos (NASA) intenta continuar su cooperación con Rusia para explorar el espacio exterior a pesar de la presión de Washington, según informa Dmitry Rogozin, jefe de la corporación estatal espacial de Rusia, Roscosmos.

“Es precisamente ahora que los estadounidenses insisten y nos piden continuar el vuelo de las naves espaciales Soyuz con astronautas de Estados Unidos”, detalla Rogozin al canal de televisión Rossiya 24, en declaraciones citadas por la agencia “Xinhua”.

“Incluso nos pidieron desarrollar una versión de la nave espacial Soyuz que pueda volar a la Luna y volver con el fin de crear un sistema de transporte espacial de respaldo”, agrega.

Sobre la reciente cancelación por parte de la NASA de su visita en febrero próximo a Estados Unidos, Rogozin dice que la NASA ha caído víctima de la lucha entre la administración del presidente estadounidense Donald Trump y el Congreso americano.

Sin embargo, Rogozin afirma que la NASA defiende su cooperación con Rusia debido a que “entiende perfectamente bien que la creación de una plataforma orbital lunar es el problema más complicado” que no puede resolver por sí solo.

La NASA no quiere llevar a cabo este programa sin el apoyo de Rusia, insiste el funcionario ruso.

Rusia desea continuar la cooperación espacial con Estados Unidos, pero quiere tener un socio predecible libre de cualquier “turbulencia” política.

La ex Unión Soviética acordó llevar a cabo un vuelo conjunto Apollo-Soyuz durante la Guerra Fría en julio de 1975, recuerda Rogozin. Por eso, Roscosmos esperará a que la situación se calme en Estados Unidos e invita al administrador de la NASA, Jim Bridenstine y sus colegas, a Rusia para discutir la futura cooperación.

En análisis

Por otro lado, la sonda lunar Chang’e 4 realiza una serie de tareas de investigación científica en múltiples países y organizaciones desde que aterrizó en el lado oculto de la Luna el 3 de enero pasado, revela la Administración Nacional del Espacio de China (CNSA).

La dependencia destaca que entre las múltiples investigaciones, la sonda china comenzó experimentos para Alemania, Suecia, Países Bajos, Arabia Saudita además de intercambiar información con expertos de Rusia, Estados Unidos y la Agencia Espacial Europea (ESA).

Según la CNSA, un detector de radiación de neutrones a bordo del módulo de aterrizaje (desarrollado por Alemania), y un detector de átomos neutros en el róver o vehículo explorador (desarrollado por Suecia), ya han sido encendidos para sus operaciones de prueba.

“Sus datos serán transmitidos a la Tierra a través del satélite de reenvío Queqiao (Magpie Bridge), que se lanzó en mayo de 2018 para establecer el enlace de comunicación entre la Tierra y el otro lado de la Luna, y fue estudiado conjuntamente por científicos chinos y extranjeros”, indica.

La misión de la Chang’e 4, incluida la sonda, Queqiao, y un micro satélite en órbita alrededor de la Luna, está equipada con cuatro cargas útiles desarrolladas a través de la cooperación internacional, lo que brinda más oportunidades a los científicos del mundo para combinar su experiencia humana en exploración espacial.

La Agencia espacial china indica que la Queqiao lleva un instrumento radioastronómico de baja frecuencia desarrollado por los Países Bajos, y la fuente de calor del radioisótopo, que fue desarrollado en una colaboración entre científicos chinos y rusos.

La Queqiao, agrega la declaración de la CNSA, apoyará la sonda durante la noche lunar, la cual es equivalente a unos 14 días en la Tierra, cuando la temperatura pueda descender a menos 180 grados centígrados.

Además, la estación terrestre que China construyó en Argentina ha desempeñado un papel importante en el monitoreo y control de la misión, y las estaciones terrestres administradas por la Agencia Espacial Europea (ESA) también ofrecerán apoyo.

“Una cámara de imágenes micro de Arabia Saudita a bordo del micro satélite, que se lanzó junto con la Queqiao, está orbitando la Luna y ha enviado una foto en junio de 2018, capturando a la Tierra y la Luna juntas”, agrega.

 

De un vistazo

Proyecto

El responsable de la agencia espacial rusa Roscosmos, Dmitri Rogozin, revela que Rusia tiene planes de lanzar una nave a la Luna en 2021.

Esperanza

La misión Chang’e 4 representa la esperanza de China de combinar los conocimientos humanos en la exploración futura del espacio, algo que involucra a diversos países, como Alemania y Suecia.

El poeta Saúl Ibargoyen. Foto: info7.mx

Fallece el poeta uruguayo Saúl Ibargoyen a los 88 años

“En niveles críticos”