in

Viejos personajes se unen a Batman y Supermán

“Mónica y sus amigos” van por el éxito mundial

SAO PAULO (EFE).— “Mónica y sus amigos”, historieta creada por el diseñador brasileño Mauricio de Sousa hace más de medio siglo, combatirán el crimen junto a Batman y Supermán en una asociación inédita con la editorial DC Comics anunciada en el marco de la edición número 25 de la Bienal del Libro de Sao Paulo, que cerró ayer sus puertas.

Con trazos de Mauricio de Sousa Producciones y guión de la editorial estadounidense, Mónica, Cascão, Cebolinha y Magali compartirán hazañas al lado de Batman, Supermán, Mujer Maravilla, Flash, Linterna Verde y Aquaman y se enfrentarán a los villanos del Guasón y Gatúbela, dijo De Sousa.

“Esta clase de proyecto exige una confianza muy grande de las dos partes. No solo confianza sino una amistad también, para garantizar que saldrá una cosa buena de estos personajes”, afirmó el diseñador.

Así, la ciudadela del Limoeiro, escenario de las proezas de “Mónica y sus amigos”, experimentará en diciembre un pizco de la agitación de las bulliciosas metrópolis que acogen a los famosos héroes y villanos del universo de DC.

A pesar de circular en una treintena de países y contar con 13 editoriales, la asociación inédita con la estadounidense DC Comics representa la nueva fase de la icónica “Turma da Mônica”, en su nombre original en portugués, referencia nacional entre el público infantil y la tercera publicación más vendida del país el año pasado.

Recientemente, De Sousa inauguró una filial en Japón, la primera fuera de Brasil, y el año que viene pretende empezar a invertir en negocios en países como Estados Unidos, Canadá, Francia, así como en algunos de América Latina.

“Esta expansión es parte de nuestro proceso de internacionalización pero también de una decisión de no invertir solo en un área, de no poner todos los huevos solamente en una canasta”, expresó el autor, de 82 años.

Padre de 10 hijos, De Sousa declaró no saber la “fórmula secreta” para su éxito absoluto a lo largo de seis décadas, pero garantizó que, si hay alguna receta, ésta sería la “búsqueda constante de la sonrisa de los lectores”.

“Nuestros personajes, nuestras historias, están siempre buscando la sonrisa y un momento feliz para el lector. Ésta es nuestra religión aquí, nuestra meta, nuestro foco”, enfatizó.

Con unos 400 trabajadores en su estudio y 1,500 páginas de cómics producidas cada mes, De Sousa aseguró que “escuchar a los niños”, su público más fiel, es esencial para la permanencia de la calidad del trabajo.

“Mis 10 hijos me enseñaron muchas cosas en esos 50 años. Y hoy en día yo continúo, yo y todo el equipo, atento a los niños, qué les gusta hacer, qué esperan de nosotros adultos y qué esperan del futuro”, recalcó.

El diálogo constante con sus lectores posibilitó que uno de los pedidos más populares de los pequeños por fin se volviera realidad: “Mónica y sus amigos” cobrarán vida y debutarán este año en la gran pantalla con actores reales.

“Lo más difícil fue encontrar artistas que correspondieran a los personajes, que tuvieran características semejantes y que el público identificara como los personajes. Pero creo que tuvimos suerte, los cuatro actores son Mónica, Cascão, Cebolinha y Magali en carne y hueso”, celebró De Sousa.

Y es que la pandilla no termina por romper fronteras. Con 9,200 millones de visualizaciones en YouTube y 1.5 millones de seguidores en Facebook, “Mónica y sus amigos” entraron en el Libro de Récords Guinness como el mayor cómic del mundo.

Con un metro de altura y 16 páginas, una comitiva de la conocida publicación registró que el lanzamiento de esta edición limitada de historietas se trataba de la más grande del mundo durante la Bienal del Libro de Sao Paulo.

“Me quedo muy satisfecho con todo lo que hemos alcanzado. Yo hago historias, ya sean de un metro o normales, para divertir. Con un lenguaje accesible, de fácil lectura y siempre que es posible, con un mensaje positivo”, aseguró De Sousa.

 

Cruz Azul salva el invicto con gol de último minuto: 1-1 ante Tijuana

Investigar en el Instituto Max Planck, en Alemania