in

Yasser Rego, un apasionado de las mascotas felinas

Foto: Megamedia

Lo cautiva el enigma gatuno

Yasser Rego es conocido como artista del maquillaje, sobre todo por sus propuestas para novias y su trabajo con modelos y figuras del espectáculo.

Quienes lo siguen en sus redes sociales también saben de su amor por los gatos, entre los que sobresale un par de persas: Victoria y Sebastián. “Siempre he sentido una atracción enorme por el enigma que cargan los gatos, son animales muy especiales”, dice Yasser al Diario. “Siempre me ha gustado llamar a mis animales con nombres comunes”.

“Desde chico me han gustado los animales y siempre en casa hubo perritos”, añade el maquillista, que indica que para alguien que nació en otro país (Cuba) y vive solo en la nación de acogida las mascotas “han sido una muy buena compañía”.

Además de Victoria y Sebastián, Yasser tiene en casa a los gatos Mateo y Valentino, “ya entraditos en edad”, y una lorita “que es un agasajo” porque “me ama con locura, no deja que nadie se me acerque porque enseguida la ves molesta y ansiosa por marcar su territorio con un buen picotazo”.

Males respiratorios

Explica que en los mininos de raza persa son comunes los problemas de respiración debido a que su pasaje nasal es muy corto y eso les dificulta la oxigenación. Yasser cuida mucho la calidad de la comida de Victoria y Sebastián, “por su pelaje deben tener una buena alimentación”.

A todos sus mininos los ha esterilizado, porque “si no lo haces su instinto saldrá a flote y tratarán de salir (de casa) y perderse”. Asimismo, “cuando no estoy en la ciudad siempre trato de que mi casa no esté sola; a veces viajo por varios días y sería un crimen dejarlos solos”.

A quienes desean tener un gato persa Yasser les aconseja que tomen conciencia “de que la responsabilidad de cuidados es grande”. “Y, por sobre todas las cosas, dale todo el amor que merece”.

“Lo mejor que he tenido en mi vida son mis animales, ellos nunca te traicionan y su amor es incondicional”.— Valentina Boeta Madera

Fraudes virtuales en Valladolid

Déficit en democracia