in

Yekina Pavón, hoy en Mérida

Yekina Pavón vuelve a Mérida luego de 13 años de ausencia

Actúa con María Teresa Gómez y Eduardo Vázquez

Hace poco más de 13 años que Yekina Pavón no se presenta en Mérida, y cuando recibió la invitación para ser parte del Otoño Cultural 2019, sintió mucha alegría.

Tiene muy presente su última presentación en el teatro José Peón Contreras, y el gran apoyo que recibió de su gran amiga María Teresa Gómez, quien en esa ocasión la ayudó en la decoración del escenario.

Yekina Pavón cuenta con una trayectoria de 40 años; hoy, a las 9 de la noche, en el Palacio de la Música, como parte del Otoño Cultural 2019, compartirá el escenario con María Teresa Gómez y Eduardo Vázquez.

“No podía decir que no a dos amigos, y de inmediato me programé para quedarme unos días para convivir con la familia”, explicó.

“Voy a cantar algo de mi tierra, Tabasco, un poco estilizado”, porque a Yekina le gusta cambiar el estilo, los ritmos.

Han preparado un pequeño homenaje a dos grandes cantantes que recientemente fallecieron, Camilo Sesto y José Jose.

“Habrá dueto con María Teresa Gómez, con Eduardo Vázquez, y los tres juntos…”.

Yekina Pavón vive el presente, cada proyecto o concierto, es un logro que la llena de mucha satisfacción.

“Soy una persona que aprendí a vivir el hoy por hoy. Si hago algo pequeño, lo agradezco”, adelantó.

Yekina Pavón es una de las principales exponentes del jazz y blues en México, su música la ha llevado a Nueva York, Barcelona, Madrid, entre otros muchos lugares.

En cuanto a las nuevas generaciones, siente que sí hay interés por el jazz y el blues, e incluso de fusionar estos ritmos con otros.

“Toda la música es buena mientras sea bien ejecutada; siempre incluir el jazz dentro de una canción es como un reto, porque requiere de ciertas precisiones”, explicó.

La comida y el trato de la gente, es algo que siempre he elogiado de Yucatán”, destaca la artista.

Nació en Tabasco, pero su carrera la desarrolló en Ciudad de México, y desde hace algunos años decidió vivir en Cuernavaca, un lugar que disfruta y donde imparte clases no sólo de música, si no también de crecimiento espiritual y de apoyo a mujeres de varias edades.

Siempre ocupada

La cantante disfruta del clima, de los árboles, de salir a caminar y disfrutar de la tranquilidad.

“No paro de hacer cosas, el mejor estado del ser humano es estar ocupado”, dice segura Yekina, quien invita a acompañarlos hoy a un concierto hecho con mucho amor y pasión.

La entrada al concierto es gratuita.— Santiago Cortés

Un juego de vida

Cartón de Tony: Más para lo mismo