La ONU llama a frenar el racismo y la xenofobia

La ONU llama a frenar el racismo y la xenofobia

Escrito en MUNDO el
“Justicia sin miedo” GINEBRA (EFE).— El relator especial de Naciones Unidas para los derechos humanos de los migrantes, Felipe González Morales, aprovechó ayer la celebración del día internacional dedicado a ese colectivo para pedir a los gobiernos del mundo campañas que frenen la creciente ola de xenofobia. “Conocer los efectos positivos de la migración puede ayudar a contrarrestar las narrativas xenófobas y racistas que están siendo empleadas por un excesivo número de autoridades”, dijo el jurista chileno en un comunicado con motivo del Día Internacional del Migrante. González también subrayó que los Estados deben garantizar los derechos fundamentales de los migrantes con leyes y políticas que cumplan los compromisos adoptados en el Pacto Mundial para una Migración Segura, Ordenada y Regular de la ONU, aprobado el pasado 10 de diciembre por más de 150 países en Marrakech (Marruecos). El relator chileno añadió que los migrantes deben poder ejercer su derecho a acceder a la justicia sin miedo a ser detenidos y deportados, así como a otros servicios como los sanitarios. Asimismo, la comunidad internacional “ha de tomar medidas para descriminalizar la entrada y estancia irregular de los migrantes”, señaló González, quien añadió que estos actos pueden en todo caso ser motivo de sanción administrativa pero “no son de por sí crímenes contra las personas, la propiedad o la seguridad nacional”. El pacto adoptado la pasada semana es el primer texto de la comunidad internacional consagrado al fenómeno de la migración, que ofrece un marco de cooperación para su mejor gestión, aunque países como Estados Unidos, Chile, República Dominicana, Italia, Austria o Hungría, entre otros, se retiraron de la iniciativa.

Muertes

Por su parte, la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) indicó que más de 111 mil inmigrantes cruzaron este año a Europa a través del Mediterráneo, pero dos mil 217 murieron en su travesía, casi la mitad de los casi cuatro mil 500 que han fallecido en rutas migratorias de todo el mundo. Hasta el 17 de diciembre, la OIM contabilizó el arribo de 111 mil 583 inmigrantes y refugiados a Europa, incluidos 55 mil 206 a España, 31 mil 023 a Grecia, 23 mil 126 a Italia, mil 194 a Malta y mil 009 a Chipre, precisó la OIM en un reporte en ocasión del Día Internacional del Migrante, bajo el lema “migración con dignidad”. Según la OIM, el número de llegadas a Europa y fallecidos es inferior a 2017, cuando se registraron 172 mil 363 arribos y tres mil 113 muertos. Este es el quinto año consecutivo en que las llegadas de inmigrantes irregulares y refugiados superan el umbral de las 100 mil, aunque en años anteriores esa cifra se alcanzó muchos meses antes, pues en 2016 se alcanzó el número en febrero, mientras en 2017 en julio.

África

Asimismo, la OIM cifró en mil 386 los inmigrantes que perdieron la vida este año en África mientras intentaban buscar una vida mejor, por lo que suman más de seis mil 600 las víctimas mortales en los últimos cinco años. La zona septentrional de África es la más mortífera, con unos tres mil 750 fallecimientos en el último lustro, sobre todo en áreas como el desierto del Sáhara, El sur de Libia, el norte de Níger y el norte de Sudán. En cuanto a las causas de los fallecimientos, el hambre, la deshidratación, los abusos físicos, las enfermedades y la falta de acceso a medicinas figuran entre los motivos más citados por quienes sobreviven a la travesía. Con motivo del Día Internacional del Migrante, el Ministerio del Interior de Turquía destacó que su país alberga 4.7 millones de inmigrantes, de los cuales 3.6 millones son sirios. En 2011, con el inicio del conflicto en Siria y por consiguiente la crisis humanitaria, Turquía aplicó la política de “puertas abiertas” y se convirtió en un país que alberga a más refugiados que cualquier otro país del mundo.