Triste historia: niño se desvanece en brazos de su padre y muere

Escrito en MUNDO el

Una familia en Oregón, Estados Unidos, vive una auténtica tragedia, pues Amari King Churchwell, de apenas 8 años de edad, murió de manera repentina luego de desvanecerse en brazos de su padre.

Los padres, en una campaña de recolección de fondos, señalaron que la muerte ocurrió el martes 9 de noviembre y que un día antes el niño se sintió mal en la escuela.

Te puede interesar: La historia de "Maga", de albañil a cumplir su sueño de ser abogada

De acuerdo con el relato, Kenneth Churchwell, padre del menor, lo recogió de su colegio y lo llevó a su casa, pero después se derrumbó inconsciente en sus brazos.

Entonces lo trasladaron a un hospital, donde los médicos le encontraron una masa en la parte posterior del cerebro y una hemorragia interna.

Los médicos no pudieron salvarle la vida

Los doctores intentaron drenar para reducir la presión en el cerebro, pero Amari ya tenía actividad cerebral bastante limitada.

Entonces decidieron trasladarlo al Hospital de Niños Doernbecher en Portland, pero no pudieron salvarle la vida.

"Después de mucha oración, tomografías computarizadas, consultar con tres neurólogos y agotar todas las opciones, tuvimos que enfrentar el hecho devastador de que Amari había fallecido", dijeron sus padres.

El niño nunca tuvo signos de la enfermedad

Dawn Churchill, madre de Amari, dijo a "Fox" que el niño nunca presentó dolores de cabeza o algún signo de enfermedad.

Cuando su padre vio al niño con los ojos en blanco, supo que algo estaba mal. Los médicos les dijeron que Amari había presentado una convulsión.

"Amari King se convirtió en uno de los ángeles de Dios en el cielo", escribieron sus padres.

Lo describieron como un niño inteligente, curioso, amable, feliz y que amaba a su familia y a Jesús.

¿Cuánto dinero ya recaudó la familia?

Por el momento ya se recaudaron 51 mil 159 dólares, de una meta inicial de 40 mil, a fin de sufragar los gastos relacionados con la muerte del menor.

En redes sociales también circuló una "carta" de Karena Churchwell Jones dirigida a Amari, su nieto, donde se pregunta por qué Dios eligió llevárselo:

Con información de El Universal, El Imparcial y redes sociales