NOTICIAS DEL MUNDO

Presidente de Turquía amenaza a cantante

Pide cortarle la lengua por un tema “blasfemo”

Escrito en MUNDO el

ANKARA (EFE).— “Nadie debe levantar la lengua contra Adán; si alguien lo hace, nuestro deber es cortarle la lengua”.

Con estas palabras intervino el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, el viernes pasado en la polémica desatada hace una semana por una canción de la cantante Sezen Aksu, icono de la música pop en Turquía.

La declaración del presidente, hecha en una mezquita de Estambul, no nombraba a la artista de 67 años, pero fue una obvia referencia a las protestas levantadas por la prensa islamista turca contra los versos “Vamos de mal en peor, directo hacia el apocalipsis, gracias a esos ignorantes de Adán y Eva”, en una canción de amor de la cantante de pop.

“Sezen Aksu no está sola”, respondió ayer un manifiesto firmado por más de 200 escritores y artistas turcos, entre ellos, firmas internacionales como Buket Uzuner, Ece Temelkuran o Elif Shafak, mientras que el premio Nobel Orhan Pamuk se expresó en el mismo sentido.

“Todos estamos orgullosos de la gran artista Sezen Aksu. Estoy con ella. Millones estamos hoy con ella. No seremos un Estado ni una Nación que aplaste a los artistas. Sezen Aksu es nuestro honor”, dijo Pamuk en un mensaje publicado por el digital turco T24.

Linchamiento mediático

La canción se publicó ya en 2017, pero se convirtió en motivo de polémica y linchamiento en las redes sociales estos días, cuando varios diarios islamistas acusaron de “blasfemia” a la popular cantante, de 67 años con una carrera musical de casi medio siglo, 40 millones de discos vendidos y decenas de premios.

El sábado, “el gorrioncito”, como se le conoce a Aksu en Turquía, respondió en las redes sociales, agradeciendo el apoyo recibido, asegurando que seguirá escribiendo y publicando una nueva canción escrita el día antes.

“No puedes ponerme triste / Ya estoy muy triste / Hay dolor dónde mire / Soy la presa, eres el cazador / Dispárame / No puedes rastrearme / No puedes aplastarme la lengua...” dice el texto, para terminar afirmando: “No puedes matarme / Tengo la voz, el instrumento, la palabra / Cuando yo digo yo, soy todo el mundo”.

“Vemos horrorizados que se les pone en el blanco a los artistas por sus canciones: una señal desde arriba moviliza a determinados grupos abajo”, dice el politólogo turco Rasit Kaya.

“Antes hablábamos de conservadurismo, pero lo que vemos ahora es una actitud reaccionaria”, asegura en declaraciones a EFE.