HISTORIAS DESDE EL COVID

El mensaje de un padre antes de morir por Covid: “Por favor, cuiden de mi hijo”

Antes de perder la vida por el Covid, un joven de California se lamentó públicamente de sus decisiones.

La petición de un padre antes de morir..Foto: Ilustrativa
Escrito en MUNDO el

ESTADOS UNIDOS.- La historia de Christian Cabrera se viralizó en Estados Unidos. Tenía 40 años y falleció de la neumonía derivada por el Covid. Sin embargo, lo que conmovió de su caso fue la última petición que le hizo a su hermano antes de morir: “Me hubiera vacunado, cuiden a mi hijo”, le dijo. 

Christian, quien también era podcaster, documentó su proceso en Instagram, en donde tenía más de 100 mil seguidores. En una publicación explicó que tenía una semana en la Unidad de Cuidados Intensivos y que no respiraba por su cuenta por el Covid que padecía. También describió la sensación como “la peor de su vida”.

“Espero verlos pronto. Gracias a Michael Blackson (con quien hacía el Podcast) y a todos mis maravillosos e increíbles amigos por sus oraciones”.

 

 

El hermano de Christian Cabrera compartió sus últimos mensajes

El caso atrajo la atención de los medios y el hermano de Christian, Jino Cabrera, dio una entrevista para la cadena KTLA, con sede en Los Ángeles, California. Ahí compartió cuáles fueron los últimos mensajes de su familiar: “No puedo respirar. Realmente me arrepiento de no haber recibido mi vacuna”. “Si pudiera hacerlo todo de nuevo, lo haría en un santiamén para salvar mi vida. Estoy luchando por mi vida ahora mismo y deseo haberme vacunado. Es muy doloroso respirar, hablamos más tarde”.

 

Michael Blackson le da el adiós

 

Tras el deceso, el actor y comediante Michael Blackson, amigo de Christian, explicó que aunque todos se mostraban positivos, la muerte lo alcanzó.

La familia del podcaster empezó una campaña para recaudar fondos para el funeral. 

 “Tocó la vida de tantas personas, era amoroso, amable, generoso, cariñoso, de corazón y alma hermosos”, se leía en la página de recaudación.

Christian dejó a su esposa y a su hijo  de tres años. Falleció el pasado sábado 22 de enero, después de semanas batallando contra una doble neumonía causada por el Covid.

Casos de Covid en el mundo

El mundo registró 21 millones de nuevos casos de coronavirus la semana pasada, el peor dato semanal desde el inicio de la pandemia, dijo la Organización Mundial de la Salud. La cifra de decesos se mantuvo casi inalterable, en más de 50, 000.

En su evaluación semanal de la pandemia, publicada el martes en la noche, la agencia de salud de Naciones Unidas dijo que el número de casos de Covid subió en un 5% y que el ritmo de expansión parece estar frenándose: solo en la mitad de las regiones aumentaron los positivos. A principios de mes se había batido el récord de contagios, con 9.5 millones, luego de un repunte del 71% con respecto a la semana anterior, mientras la variante Ómicron, altamente contagiosa, se propagaba por todo el mundo.

Según la OMS, el mayor incremento en los positivos se dio en Oriente Medio, con un alza del 39%, seguido de un aumento del 36% en el sudeste asiático. Las muertes subieron en esas dos regiones, además de en América, pero cayeron en otras.

El director general de la agencia, Tedros Adhanom Ghebreyesus, advirtió el lunes en contra de hablar de que la pandemia podría estar encarando su “fase final” y advirtió que las condiciones siguen siendo apropiadas para que surjan nuevas variantes, con amplias zonas donde la gente no está vacunada en países con una rápida transmisión del virus. Pese a esto, Tedros dijo que es posible que el mundo abandone la fase aguda de la pandemia, si se cumplen objetivos como inmunizar a al menos el 70% de la población de cada país, a finales de año.

En Gran Bretaña, investigadores del Imperial College London registraron a principios de mes la mayor tasa de prevalencia del COVID-19 en Inglaterra, estimando que alrededor de una de cada 23 personas que pasó la prueba de detección del virus lo tenía.

Los científicos apuntaron que hay indicios de que el repunte masivo causado por Ómicron empezó  a estabilizarse, aunque la tasa de contagios sigue siendo alta. Según la comunidad científica, es menos probable que la nueva variante cause una enfermedad grave o la hospitalización, pero se propaga mucho más rápido que las anteriores, incluyendo la delta.

Temas