INTERNACIONAL

Boris Johnson se niega a renunciar

Rehúsa responder preguntas por las polémica fiestas

Escrito en MUNDO el

LONDRES (EFE).— El primer ministro británico, Boris Johnson, rechazó ayer las peticiones de la oposición para que dimita y rehusó responder a preguntas sobre el escándalo por las fiestas en Downing Street durante la pandemia, con la justificación de que ya hay una investigación en marcha.

En una tensa sesión en la Cámara de los Comunes, el líder laborista, Keir Starmer, le preguntó si pensaba dejar su cargo, dado que, en contra de lo que el jefe del Gobierno argumentó durante meses, se ha demostrado que hubo fiestas en su residencia y despacho oficiales en posible violación de las restricciones sanitarias.

“No”, respondió Johnson, que acusó a su rival de tratar de forzarle a comentar sobre un asunto del cual, según él, “no puede hablar aún.”

Starmer le reprochó poner al Reino Unido en una situación “vergonzosa“, después de que la Policía Metropolitana de Londres confirmara ayer que investigará las reuniones en Downing Street que pudieron violar la normativa.

Paralelamente, se espera también que en las próximas horas la funcionaria Sue Gray publique su informe sobre lo que ocurrió en la sede gubernamental durante los confinamientos.

Johnson indicó en los Comunes que divulgará el documento al completo, entre temores de los diputados de que dé a conocer solo una versión recortada.