APUESTA POR MIGRACIÓN

Apuesta por migración

Janet Yellen pide solucionar falta de trabajadores

Escrito en MUNDO el

WASHINGTON (EFE).— La secretaria del Tesoro de Estados Unidos, Janet Yellen, apostó ayer por agilizar los procesos de inmigración legal para ayudar a mitigar con mano de obra extranjera la escasez de trabajadores que se registra en el país.

En una intervención ante el Senado, la funcionaria federal recordó que en años recientes se ha producido una caída de la inmigración legal y se mostró abierta a cualquier iniciativa que sirva para aumentar la mano de obra en Estados Unidos.

“Creo que eso (agilizar los procesos migratorios) nos ayudaría mucho, especialmente dadas las circunstancias actuales en el mercado laboral, en el que la falta de trabajadores es la mayor que hemos visto desde el final de la Segunda Guerra Mundial”, apuntó la secretaria del Tesoro ante senadores.

En este sentido, tanto Janet Yellen como el senador que le preguntó por esta cuestión, el demócrata por Nueva Jersey Bob Menéndez, celebraron el reciente anuncio de la Casa Blanca de que acelerará el proceso de renovación de permisos de trabajo para inmigrantes que ya se encuentren legalmente en el país.

Debate sobre el aborto

La comparecencia de la secretaria del Tesoro de Estados Unidos ante una comisión del Congreso se desvió y se convirtió en un tenso e inesperado debate sobre el aborto, cuando los senadores le preguntaron sobre el impacto económico que tendrá una prohibición total a la interrupción del embarazo.

“Creo que eliminar el derecho de una mujer de decidir sobre tener hijos y cuándo tendrá efectos muy nocivos sobre la economía y hará retroceder décadas a las mujeres”, manifestó Janet Yellen en respuesta a una pregunta del senador demócrata Bob Menendez sobre si una prohibición al aborto perjudicará a las mujeres.

La respuesta de la funcionaria federal suscitó una mordaz respuesta del senador republicano Tim Scott, quien le preguntó: “¿Acaba usted de decir que acabar la vida de un bebé es algo bueno para la tasa de participación laboral?”.

Añadió Scott: “Creo que la gente puede discrepar en cuanto a ser pro-vida o pro-aborto, pero enmarcarlo en el contexto de la participación laboral me parece a mí insensible, me parece algo rudo”. Respondió Janet Yellen: “No es rudo, es la verdad”.

La secretaria del Tesoro explicó que quitarle a las mujeres el derecho de decidir “las privará de la capacidad de continuar educándose” y que las más afectadas seguramente serán jóvenes de raza negra.

El intercambio surgió en una reunión de la Comisión del Senado a cargo de Banca, Vivienda y Asuntos Urbanos. Ocurre poco después de que fue filtrado a la prensa un anteproyecto de decisión según el cual la Corte Suprema parece inclinada a prohibir el derecho a las mujeres de decidir sobre el tema del aborto.

La audiencia también abarcó otros temas como la inflación, las sanciones impuestas a Rusia y los altos costos de los combustibles.

El tema del aborto surgió más de una vez. El senador republicano Steve Daines dijo que discrepaba de Yellen y ofreció su propio análisis económico.

“Estamos en una época de bajas tasas de natalidad y de envejecimiento de la población”, dijo, argumentando que el aborto tiene malos efectos económicos.

Varios análisis económicos apuntan a que limitar el derecho al aborto perjudicará a muchas personas, no solo económicamente.

Sarah Miller, investigadora de la Universidad de Michigan, escribió una monografía junto con otros dos expertos sobre el impacto de una prohibición al aborto. Evaluaron a mujeres que fueron a 30 clínicas en 21 estados buscando aborto pero que fueron rechazadas porque habían pasado el límite de gestación. Dos tercios de las mujeres dieron a luz.

“Como demostramos en nuestra monografía (una prohibición al aborto) tendría consecuencias económicas bastante severas para las mujeres”, escribió Miller, añadiendo que “podría haber también consecuencias físicas y mentales”.