MUNDO

Recoge basura mientras navega por Panamá

Un proyecto usa una rueda para limpiar un río

Escrito en MUNDO el

CIUDAD DE PANAMÁ (EFE).— Plásticos, latas e incluso bolsas repletas de basura orgánica son algunos de los residuos que flotan a diario por las aguas del río Juan Díaz, uno de los más contaminados de Ciudad de Panamá, y que ahora son atrapados por Wanda.

Wanda, acrónimo de Wheel and Action, es la primera rueda automática y sostenible en Hispanoamérica que recoge los desechos flotantes del río, con lo que evita que lleguen a la bahía.

“La intención final es recuperar lo que se pueda para darle una segunda vida, y lo que no, se depositará de la manera correcta”, explica la directora ejecutiva de Marea Verde, Sandy Watemberg, quien llevó el proyecto al país centroamericano.

Juan Díaz es uno de los principales afluentes que atraviesan la capital panameña y está rodeado de un área protegida de manglares que sirven de hogar a numerosas especies de aves.

“Es uno de los que desemboca en la bahía de Panamá y de los que más contaminados está por la basura”, lamenta Watemberg, quien destacó que hay una “gran biodiversidad” y “un sinfín de vida en este río”.

Marea Verde obtuvo los fondos para traer a la región el primer sistema de recolección automática de basura de los ríos en un concurso de la Iniciativa de Océanos Benioff y la Fundación Coca-Cola.

La idea surgió en Baltimore, Maryland, y la tuvo el ingeniero Jonh Kellet, quien construyó Mr. Trash Wheel, una rueda con ojos saltones.

Marea Verde opera en otro río de la capital con el sistema Bob, una barrera flotante que en un año y medio atrapó cien toneladas de basura. “No existe un número ni un estudio real” de la cantidad de desechos en los caudales de Panamá, según Watemberg.

Con ayuda del Bob, Wanda atrapa los residuos flotantes y los sube con la rueda a una plataforma equipada con “tecnología de alta calidad” para separar “lo que se pueda reciclar y lo que no”.

Funciona con dos tipos de energías renovables: hidráulica y solar. “La fuerza del río dará energía para poner en marcha el dispositivo y, en caso de que no haya suficiente energía del agua, la recogerá del sol”, precisa Watemberg.

“Y trabajar con la comunidad, (porque) ni Wanda ni Bob son la solución a largo plazo. Necesitamos que la gente cambie sus hábitos, que depositemos los desechos de la manera correcta, que empecemos a reciclar”, puntualiza.

“Trabajaremos con las comunidades aledañas para entender cuáles son las realidades, obstáculos y alternativas para no tener que usar estas tecnologías y tener un río limpio”, afirma.

De esta manera, Wanda va en línea con tres de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU: el 13, que se refiere a la acción por el clima; el 14, a la vida submarina, y el 17, a la creación de alianzas.