INFORME DEL PARTYGATE

''Falta de liderazgo y de juicio'' causaron las fiestas en oficinas de Boris Johnson

Fue entregado el informe elaborado por la funcionaria Sue Gray sobre las fiestas organizadas en las oficinas del primer ministro británico en el peor momento de la pandemia del coronavirus

El primer ministro británico, Boris Johnson, acude a las preguntas semanales en el Parlamento, en Londres, el miércoles 25 de mayo de 2022
El primer ministro británico, Boris Johnson, lleva bajo el brazo el informe de Sue Gray sobre las fiestas de Downing Street durante el bloqueo de Covid-19, en Londres, Gran Bretaña, el 25 de mayo de 2022
Escrito en MUNDO el

LONDRES, Inglaterra. — Este miércoles, fue publicado el informe de la funcionaria de alto rango Sue Gray sobre las fiestas realizadas en las oficinas y casa de gobierno del primer ministro británico, Boris Johnson, durante el confinamiento debido a la pandemia de Covid-19.

Según el reporte, la “cultura” de violación de normas en la oficina del primer ministro, Boris Johnson, debía atribuirse a sus líderes.

“El equipo de alta dirección (...) debe asumir la responsabilidad” de una cultura que permitió que se celebraran eventos que “no deberían haberse permitido”, indica el texto.

Gray dijo que se habían producido “faltas de liderazgo y de juicio” en la oficina de Johnson.

“Aquellos en posiciones de menor responsabilidad asistieron a reuniones a las que sus superiores asistieron o incluso organizaron”, añadió.

Informe del "Partygate"

El informe independiente elaborado por la alta funcionaria Sue Gray sobre las fiestas celebradas en las oficinas del Gobierno británico durante la pandemia, conocido también como el “Partygate”, insta a que los líderes del país a que “asuman su responsabilidad” por las infracciones de las reglas anticovid.

El documento - de 37 páginas y acompañado por varias fotos del primer ministro, Boris Johnson, presente en las celebraciones- dice que “muchos de esos eventos no deberían haberse permitido” y que “la forma en que se desarrollaron no se ajustaba a la normativa covid en ese momento".

La funcionaria investigó 16 reuniones celebradas mientras la población británica tenía prohibidos los eventos sociales debido a las restricciones contra el coronavirus impuestas por el gobierno de Johnson.

También le podría interesar: "Renuncia en el equipo de Boris: Dimite alto cargo por las fiestas en plena pandemia"

Investigación de la Policía

Una investigación paralela de la policía supuso multas para 83 personas, incluido Johnson, lo que le convierte en el primer jefe del gobierno británico que se concluye violó la ley durante su mandato. El escándalo ha casuado peticiones de que renuncie. 

El escándalo ha ocasionado peticiones de dimisión de Johnson. El mandatario se ha disculpado, pero ha negado infracciones personales.

Veladas de viernes, en el peor momento de la pandemia

Aunque el mandatario se ha disculpado, ha insistido en que no incumplió las normas a sabiendas. Medios británicos y políticos de la oposición han expresado sus dudas, dadas las declaraciones de miembros de su equipo sobre fiestas a las que cada uno llevaba su propia bebida y veladas con vino que solían celebrarse los viernes en la oficina del primer ministro en el peor momento de la pandemia.

Primeros informes sobre las fiestas

Las acusaciones de que Johnson y su personal disfrutaron de fiestas de oficina ilegales mientras millones de personas se veían sin poder visitar a amigos y familiares en 2020 y 2021 aparecieron por primera vez a finales del año pasado.

Johnson compareció este miércoles ante el Parlamento para tratar las conclusiones del informe.

Los críticos, algunos del propio Partido Conservador de Johnson, afirman que el primer ministro mintió al Parlamento. Se espera que los ministros que desinforman al Parlamento de forma deliberada renuncien.

También le podría interesar: "Sanción para Boris Johnson: Lo multan por ir a una fiesta en plena pandemia"

Moción de no confianza

Las conclusiones del informe de Sue Gray podrían reavivar las peticiones de legisladores conservadores de pedir una moción de no confianza contra el líder que les dio una gran mayoría parlamentaria hace apenas dos años. Según las normas del partido, esa votación puede celebrarse si el 15% de los parlamentarios -que ahora son 54 personas- la pide por escrito.

Si Johnson pierde esa votación, sería sustituido como líder conservador y primer ministro. No está claro cuántas peticiones se han enviado por ahora.

El secretario de Medio Ambiente, George Eustice, defendió el miércoles al primer ministro pero admitió que “el límite entre lo que era aceptable y lo que no se confundió, y eso fue un error”.

“El propio primer ministro ha admitido eso, y reconoce que por supuesto hubo fallos y por lo tanto tiene que hacer algunos cambios en la gestión”, dijo Eustice a Times Radio.

Temas