Mundo

Controvertidas declaraciones de Biden contra jueces de la Suprema Corte

Los llama “gente extremista”
jueves, 5 de mayo de 2022 · 05:00

WASHINGTON (EFE).— El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, sugirió ayer que los jueces del Tribunal Supremo del país que se inclinan por revocar la legalización del aborto son “extremistas” y pertenecen a lo que definió como “gente de MAGA” en referencia al eslogan del expresidente Donald Trump (2017-2021).

Preguntado sobre la controversia en torno al aborto después de que el lunes se filtró un borrador sobre una posible sentencia del Supremo, Biden vinculó a los magistrados con la “gente de MAGA”, acrónimo de “Make America Great Again” (Hagamos a EE.UU. grande de nuevo), eslogan de campaña y la presidencia de Trump.

“Esta muchedumbre de MAGA es la organización política más extremista que ha existido en la historia de Estados Unidos”, espetó el mandatario, quien segundos después se rectificó a sí mismo al precisar que se refería “en la historia reciente”.

Biden también criticó la idea de que el derecho al aborto sea algo que el gobierno (o la Constitución) tengan que “dar” a los ciudadanos y defendió, en cambio, que se trata de un derecho “inherente” a todas las personas por ser “hijos de Dios”.

Considera la medida contra el aborto "muy radical"

Anteayer, el presidente estadounidense anticipó que su gobierno está preparando una “respuesta” para defender el aborto y aseguró que si la decisión del Supremo sale adelante con la redacción del borrador, “será algo muy radical”.

El mandatario aprovechó la polémica para hacer un llamamiento a la ciudadanía a acudir a las urnas en las elecciones legislativas de noviembre y votar por candidatos partidarios del aborto —fundamentalmente demócratas—, para así poder sacar adelante en el Congreso una legislación federal que blinde esta cuestión al margen de los tribunales.

El lunes, el portal “Politico” publicó un borrador de sentencia filtrado del Tribunal Supremo de EE.UU. en que la mayoría conservadora de la corte apuesta por tumbar la sentencia de 1973 conocida como “Roe contra Wade” que protege como constitucional el derecho de las mujeres a abortar e impide por tanto a los estado prohibir esta práctica.