MUNDO

Bongbong, tras las huellas de su papá

El hijo del dictador concluye campaña como el favorito

Escrito en MUNDO el

MANILA (EFE).— Filipinas celebró ayer el fin de la campaña electoral a las elecciones de mañana en que Ferdinand Bongbong Marcos, hijo del fallecido dictador Ferdinand Marcos, lidera las encuestas como candidato favorito a la presidencia.

“¡Amemos Filipinas y juntos nos levantaremos otra vez!”, indicó ayer Marcos en su cuenta de Facebook, una de las redes sociales que ha usado profusamente para blanquear el legado de expolio y opresión de su padre.

Una extensa campaña de desinformación llevó a que Marcos se colocara como el candidato favorito con 33 puntos porcentuales por delante de su más inmediata rival, Leni Robredo, quien lo venció en la carrera hacia la vicepresidencia en 2016.

Marcos se presenta en tándem con Sara Duterte-Carpio, que es favorita para el cargo de vicepresidenta, que se vota de manera independiente, y es hija del actual presidente, Rodrigo Duterte, que por ley no puede aspirar a la reelección.

El mandato de Duterte ha polarizado profundamente el país y ha dejado cicatrices por su guerra contra las drogas, que ya causó 6,200 muertos, según cifras oficiales, aunque los grupos de derechos humanos hablan de entre 27,000 y 30,000 fallecidos, muchos de ellos ejecutados extrajudicialmente.

Otros candidatos a la presidencia, aunque con escasas posibilidades de ganar, son la leyenda del boxeo Manny Pacquiao; el alcalde de Manila, Francisco “Isko” Moreno, y el antiguo director de la Policía Nacional y azote de Duterte, Panfilo Lacson.