MUNDO

Se acaba la “luna de miel” de Gabriel Boric

La inseguridad y crisis nublan sus primeros 100 días

Escrito en MUNDO el

SANTIAGO DE CHILE (EFE).— El presidente de Chile, Gabriel Boric, llegó al poder hace 100 días entre altas expectativas, en hombros de una ciudadanía ansiosa de cambios, pero su “luna de miel” ha sido la más corta desde el retorno a la democracia.

Sus primeros 100 días parecen una montaña rusa, con un comienzo prometedor ensombrecido por una crisis inflacionaria y de seguridad y tropiezos de algunos de sus ministros, seguidos de un repunte tras su primer Discurso a la Nación, una gira internacional exitosa y la aprobación de una histórica subida del salario mínimo.

El propio mandatario, que con 36 años es el más joven de la historia chilena, admitió en abril que había tenido “turbulencias” en su despegue. Tras más de dos meses con las encuestas a la baja y con una aprobación inferior al 30%, la tendencia dio un vuelco y su aprobación empezó a subir en los últimos días hasta alcanzar el 44%, según el sondeo Cadem.

Figuras moderadas

Bregado en las luchas estudiantiles, Boric ganó las elecciones con una coalición entre el Frente Amplio y el Partido Comunista y es el primer mandatario que no forma parte de los grandes bloques que gobernaron desde el fin de la dictadura, pero en su Gobierno incluyó a figuras moderadas.

“Estamos aquí por un mandato de cambio y tenemos que empujar a un nuevo modelo que sea más justo, que sea ecológicamente más sustentable (...) y que nos permita incorporar de mejor manera a la mujer”, dijo anteayer al hacer balance de estos meses.

Su aterrizaje en el palacio de La Moneda se produjo en un momento especialmente difícil, con una inflación inédita en décadas, un aumento de la percepción de la inseguridad y un recrudecimiento del “conflicto mapuche”, que enfrenta en el sur al Estado, indígenas mapuche y grandes forestales.

“Es la instalación más compleja luego de la de Patricio Aylwin en 1990”, aseguró a EFE Claudio Elórtegui-Gómez, de la Universidad Católica de Valparaíso.

En la misma línea opina Fabricio Franco, director en Chile de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso), para quien cualquiera que hubiese ganado las elecciones “habría tenido un problema serio para gobernar”.

“Para ningún gobierno en la región es fácil gobernar hoy, menos aún para uno que ha prometido un viraje importante”, aseguró a EFE.

Entre los logros que se le atribuyen está el aumento del salario mínimo a 400,000 pesos chilenos a partir de agosto (480 dólares), el mayor reajuste en 25 años y un logro que Mauricio Morales, de la Universidad de Talca, adjudica al ministro de Hacienda, Mario Marcel, expresidente del Banco Central.