MUNDO

Inflación afecta a infraestructura

Las autoridades se ven obligadas a frenar proyectos

Escrito en MUNDO el

WASHIGNTON (AP).— El precio de un pie de tubería de agua en Tucson, Arizona ya subió un 19%. El costo de una tonelada de asfalto en un pequeño poblado de Massachusetts, el 37%. El estimado de construcción de una nueva terminal aeroportuaria en Des Moines, Iowa, es ahora 69% más alto, y con una demora de varios años.

La inflación afecta los proyectos de infraestructura en todo Estados Unidos, subiendo tanto los costos que las autoridades locales y estatales se ven obligadas a aplazar o reducir proyectos y a replantear prioridades.

El aumento de precios ya restó valor al plan de infraestructura de 1 billón de dólares que promulgó el presidente Joe Biden hace siete meses. Esa ley incluía, entre otras cosas, un alza de alrededor de 25% en el programa regular de financiamiento para caminos.

“Esos dólares esencialmente se están evaporando”, dijo Jim Tymon, director ejecutivo de la Asociación Estadounidense de Funcionarios Estatales de Caminos y Transportes. “El costo de esos proyecto suben un 20%, un 30%, simplemente borrando el incremento del gobierno federal por el que estábamos tan entusiasmados a principios de año”.

En Casper, Wyoming, la oferta más baja en una licitación para reconstruir una importante intersección y construir un nuevo puente sobre el río North Platte fue de 35 millones de dólares hace unos meses, 55% por encima del cálculo de los ingenieros del estado. La oferta fue rechazada y el proyecto se aplazó en momentos en que los funcionarios estatales reevalúan opciones.

“Si esta inflación continúa como va, tendremos que aplazar proyectos de este año para el siguiente, y el siguiente, y el siguiente”, dijo Mark Gillett, director de ingeniería en el Departamento de Transporte de Wyoming.

Gillett esperaba que la Ley Federal de Inversión en Infraestructura y Empleo financiara un auge en la construcción de caminos y puentes. “No será tanto como esperábamos”, admitió.

Además de caminos, la iniciativa de infraestructura incluye miles de millones de dólares para proyectos hídricos, ferroviarios, aeroportuarios, de internet de banda ancha, tendido eléctrico y energías limpias.