Crisis en Ucrania

Ataque sobre un bastión de Ucrania

Lluvia de misiles rusos sobre varias partes de la nación
domingo, 26 de junio de 2022 · 01:30

KIEV, Ucrania (AP).— Las fuerzas rusas buscan engullir el último bastión de la resistencia ucraniana que queda en la región oriental de Luhansk, dijo ayer el gobernador, al mismo tiempo que aprieta el paso tras la retirada de las tropas ucranianas de las ruinas carbonizadas de Sievierodonetsk.

Rusia también lanzó decenas de misiles contra varias zonas del país, lejos del corazón de las batallas del este. Algunos misiles fueron disparados desde bombarderos rusos de largo alcance Tu-22 desplegados en Bielorrusia por primera vez, informó el mando aéreo ucraniano.

El bombardeo precedió a una reunión entre el presidente ruso Vladimir Putin y el presidente bielorruso Alexander Lukashenko, durante la cual Putin anunció que Rusia planeaba enviar a Bielorrusia el sistema de misiles Iskander-M.

Serhiy Haidai, gobernador de la provincia de Luhansk, dijo en Facebook que los combatientes separatistas rusos y apoyados por Moscú tratan de bloquear Lisichansk desde el sur. La ciudad se encuentra justo al oeste de Sievierodonetsk, que ha sufrido semanas de ataques y combates casa por casa.

La captura de Lisichansk daría a las fuerzas rusas el control de todos los asentamientos importantes de la provincia, lo que supondría un paso importante en el objetivo de Rusia de capturar toda la región de Donbás. Los rusos y los separatistas también controlan aproximadamente la mitad de Donetsk, la segunda provincia de Donbás.

 

Otras Noticias