Mundo

Envían de Ucrania a Líbano veintiséis toneladas de maíz

martes, 2 de agosto de 2022 · 01:30

KIEV, Ucrania (AP).— El primer barco que transporta grano ucraniano zarpó ayer del puerto de Odesa como parte de un acuerdo mediado por la comunidad internacional para desbloquear las exportaciones agrícolas del asediado país y aliviar la creciente crisis alimentaria mundial.

El carguero “Razoni”, de pabellón de Sierra Leona, hizo sonar su bocina al soltar amarras con más de 26,000 toneladas de maíz destinadas al Líbano.

“El primer barco de grano desde la agresión rusa ya salió del puerto”, declaró en Twitter el ministro ucraniano de Infraestructura, Oleksandr Kubrakov.

Rusia y Ucrania firmaron el 22 de julio acuerdos con Turquía y la ONU, que despejan el camino para que Ucrania pueda exportar 22 millones de toneladas de cereales y otros productos agrícolas, que quedaron atascados en los puertos del Mar Negro debido a la invasión rusa a Ucrania hace más de cinco meses.

Los acuerdos también permiten a Rusia exportar grano y fertilizantes.

Corredores seguros

Como parte de los acuerdos, se establecieron corredores seguros a través de las aguas minadas que rodean los puertos de Ucrania.

Ucrania y Rusia son los principales proveedores mundiales de trigo, cebada, maíz y aceite de girasol, y la fértil región del Mar Negro es conocida desde hace tiempo como el granero de Europa.

La retención de los envíos de alimentos a causa de la guerra ha empeorado el aumento de los precios de los alimentos en todo el mundo y amenaza con generar hambre e inestabilidad política en los países en desarrollo.

“Hoy Ucrania, junto con sus socios, da un paso más para evitar el hambre en el mundo”, dijo Kubrakov.

En Moscú, el vocero del Kremlin, Dmitry Peskov, calificó la salida del barco de “muy positiva”, y afirmó que ayudaría a probar la “eficacia de los mecanismos que se acordaron durante las conversaciones en Estambul”.

Según los acuerdos, los barcos que entren y salgan de los puertos ucranianos serán inspeccionados para asegurarse de que los buques que entren no lleven armas y de que los que salgan sólo lleven grano, fertilizantes o artículos relacionados, y no cualquier otra mercancía.

El “Razoni” tiene previsto atracar a primera hora de mañana en Estambul, donde equipos de funcionarios rusos, ucranianos, turcos y de la ONU lo abordarán para inspeccionarlo.

Se tiene previsto que salgan más barcos de los puertos ucranianos a través de los corredores.

En Odesa, otros 16 buques, todos ellos bloqueados desde la invasión rusa del 24 de febrero, esperaban su turno, y otros les seguirán, según las autoridades ucranianas.

Pero algunas compañías navieras no tienen prisa por exportar alimentos a través del Mar Negro mientras evalúan el peligro de las minas y el riesgo de que los cohetes rusos alcancen los almacenes de grano y los puertos.

El secretario general de la ONU António Guterres, que propuso el acuerdo sobre el grano en abril, dijo que el “Razoni” estaba “cargado con dos productos básicos que escasean: el maíz y la esperanza”.

“Esperanza para millones de personas de todo el mundo que dependen del buen funcionamiento de los puertos de Ucrania para alimentar a sus familias”, declaró.

El Líbano, destino del maíz que lleva el “Razoni”, está sumido en una grave crisis financiera. Una explosión en 2020 en su principal puerto de Beirut destrozó su capital y silos de grano. Líbano importa sobre todo trigo de Ucrania, pero también compra su maíz para fabricar aceite de cocina y alimentos para animales.

Kubrakov dijo que los embarques también ayudarán a la economía ucraniana.

“El desbloqueo de los puertos proporcionará al menos 1.000 millones de dólares de ingresos en divisas a la economía y una oportunidad para que el sector agrícola planifique el próximo año”, señaló.

Escuchar el sonido de la bocina del barco al salir del puerto alegró a Olena Vitalievna, residente en Odesa.

“Por fin, la vida empieza a avanzar y hay algunos cambios en una dirección positiva”, dijo. “En general, el puerto debe vivir su propia vida porque Odesa es una ciudad portuaria. Vivimos aquí. Queremos que todo funcione para nosotros, que todo se mueva”.

Pero en otras partes del país los combates continuaban. Rusia seguía adelante con su ofensiva en el este, mientras que Ucrania intentaba retomar el territorio en el sur ocupado por Rusia.

Otras Noticias