Mundo

Promesa a Taiwán

Nancy Pelosi dice que no abandonará a esa isla los EE.UU.
jueves, 4 de agosto de 2022 · 01:33

PEKÍN (EFE).— El avión que transporta a la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, despegó a las 18:01 hora local del aeropuerto Songshan de Taipéi, después de una visita en la que la funcionaria prometió que “Estados Unidos no abandonará a Taiwán” y que indignó a Pekín.

Antes de abordar el avión y seguir su gira por Asia con paradas en Corea del Sur y Japón, la política aseveró en su cuenta de Twitter: “Que nadie se equivoque. El compromiso de Estados Unidos con el pueblo de Taiwán permanecerá inalterable ahora y en las próximas décadas”.

Pelosi, que pasó menos de 24 horas en la isla, visitó ayer en la mañana el Parlamento taiwanés y después se reunió con la presidenta de la isla, Tsai Ing-wen, quien le impuso una condecoración por su “apoyo” al territorio.

Tras la reunión con Tsai, Pelosi declaró que Taiwán, a la que describió como un “modelo para la región”, es un contraste con China, al tiempo que elogió el “éxito del pueblo taiwanés y su valentía para convertirse en un país más democrático”.

Por la tarde, la funcionaria se reunió en la capital taiwanesa con activistas por los derechos humanos entre los que se encontraba Wuer Kaixi, uno de los líderes del movimiento estudiantil que protagonizó las protestas en la plaza pequinesa de Tiananmen, reprimidas por China en 1989.

En Nom Pen, el ministro de Asuntos Exteriores chino, Wang Yi, condenó ayer la visita de Pelosi a Taiwán y la calificó de “completa farsa” al advertir de que “quien ofenda a China será castigado”.

“Aquellos que juegan con fuego no terminarán bien y los que ofendan a China deben ser castigados”, dijo Wang en declaraciones a la televisión china CCTV desde Nom Pen, la capital de Camboya, donde participa desde ayer en la reunión de ministros de Exteriores de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (Asean) y sus socios.

Wang también acusó a Estados Unidos de “violar la soberanía de China bajo el disfraz de la democracia” y advirtió de que aunque Taiwan se apoye en el poder de Washington “no cambiará el consenso internacional de que solo existe una China en el mundo” ni se revertirá “la histórica tendencia a la reunificación entre la China continental y Taiwán”.

El canciller chino coincidirá en la capital camboyana con el secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, quien también participará en la reunión ministerial, pero no está previsto que ambos mantengan una cita bilateral.

Las críticas de Wang a EE.UU. se unen a las de su homólogo ruso, Serguéi Lavrov, quien también participará a partir del jueves en el encuentro de ministros de Exteriores de Asean.

 

Incursiones aéreas

Por su lado, el Ministerio de Defensa de Taiwán denunció la entrada de 27 aviones militares chinos en la Zona de Identificación de Defensa Aérea (ADIZ) ayer, en la misma jornada en que se produjo la visita de la presidenta del Legislativo de Estados Unidos.

Según un comunicado del Ministerio castrense, en la incursión participaron cazas J-16, J-11 y SU-30 que “entraron en el área circundante de la República de China (nombre oficial de Taiwán) el 3 de agosto.

Veintidós de las aeronaves cruzaron la mediana del Estrecho de Taiwán mientras otras cinco volaron en la parte suroeste de la Zona de Identificación, señala la información oficial.

Anteayer Taiwán había denunciado la entrada en su ADIZ de otros 21 aviones chinos entre los que figuraban cazas J-16 y J-11, aviones-radar KJ-500 y aviones de reconocimiento Y-8 e Y-9 y cuya incursión tuvo lugar pocas horas antes del aterrizaje de Pelosi en la isla.

En ambas ocasiones, según la agencia oficial CNA, el Ministerio activó una patrulla aérea de combate, emitió advertencias por radio y desplegó sistemas de defensa por misiles para monitorear los aparatos chinos.

La ADIZ no está definida ni regulada por ningún tratado internacional y no equivale al espacio aéreo taiwanés, sino que abarca un área más extensa que incluye áreas de China continental.

 

Otras Noticias