in ,

A “el Chapo” le obsesionaba espiar a sus empleados, declara testigo

CHAPO, ESPIAR
FOTO: EFE

NUEVA YORK.— Joaquín “el Chapo” Guzmán estaba obsesionado con un software de espionaje a través del cual podía escuchar lo que sus colaboradores decían de él por teléfono incluso después de colgar.

El narcotraficante mexicano estaba tan obstinado con el sistema que otros en el cartel de Sinaloa decían que era “su juguete”.

Testifica el ingeniero técnico

Eso testificó Christian Rodríguez el miércoles durante el juicio a Guzmán que se celebra en la corte federal de Brooklyn.

Rodríguez trabajó como ingeniero técnico del cartel de Sinaloa e instaló un sistema de comunicación interna para sus miembros. Sin embargo, el colombiano de 32 años terminó colaborando con el FBI a partir del 2011 y entregó a las autoridades estadounidenses entre 100 y 200 llamadas interceptadas de Guzmán.

Además de información vinculada con el narcotráfico, había mensajes de texto que “El Chapo” envió a esposas y amantes.

Desconfianza a sus colaboradores

El testigo describió lo mucho que le gustaba a Guzmán el software de espionaje y dijo que tuvo que instalarlo en al menos 50 teléfonos, lo que demuestra la desconfianza que “El Chapo” tenía a muchos de sus colaboradores.

“¿Cada cuánto tiempo le llamaba el acusado para preguntarle sobre el software de espionaje?”, le preguntó la fiscal Andrea Goldbarg.

“Casi todos los días”, respondió Rodríguez.

Rodríguez tenía 20 años cuando empezó a trabajar para Guzmán en las montañas cercanas a Culiacán. El hombre instaló un sistema de micrófonos en los celulares y “El Chapo” podía activarlos para escuchar conversaciones de cualquiera de sus colaboradores.

El espionaje tomaba tanto tiempo que puso a uno de sus trabajadores, un tal Benjamín, a escuchar las conversaciones.

La evidencia más dañina

La información que Rodríguez entregó a las autoridades estadounidenses sobre “el Chapo” es  la evidencia más dañina contra el narcotraficante hasta ahora en el juicio.

Le pagan por colaborar

Rodríguez no enfrenta ningún cargo y recibió 460,000 dólares por parte del gobierno estadounidense a cambio de su colaboración, testificó Marston. Esa cifra incluye también reembolsos por gastos incurridos durante la colaboración. Rodríguez lleva seis años en Estados Unidos.- Con información de AP

Galilea Montijo

“Voy a seguir diciendo estupideces”, responde Galilea Montijo

lago más grande del mundo

Captan imagen del que fuera el cuarto lago más grande del mundo