in ,

Acusan a los guerrilleros de Colombia por actos vandálicos

La alcaldesa de Bogotá

Pueblo de Bogotá celebra un acto de reconciliación

BOGOTA (Xinhua).— El alto comisionado para la paz de Colombia, Miguel Ceballos, señaló ayer a la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) y a las disidencias de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) de estar detrás de los recientes actos vandálicos, en los que fueron destruidas varias estaciones policiales.

“Responsabilizamos al ELN por estos ataques, concretamente a (alias) ‘Ariel’, integrante del Coce (Comando central ), quien maneja el frente urbano de esa guerrilla. También a los jefes de disidencias a (alias) ‘Gentil Duarte’ e ‘Iván Márquez’, quienes están tratando de desestabilizar las ciudades atacando a los CAI (Centros de Atención Inmediata de la Policía)”, aseguró.

“La presencia estratégica del ELN y de las disidencias de las FARC detrás de la vandalización, detrás de estos actos de violencia que generan dolor y muerte en las ciudades de Colombia, hoy la denunciamos”, sostuvo el funcionario.

El comisionado declaró lo anterior en la histórica Plaza de Bolívar de Bogotá, donde la alcaldesa de la capital colombiana, Claudia López, encabezó un acto de perdón y reconciliación con los familiares de las personas que murieron o resultaron heridas en los actos vandálicos de esta semana.

En el acto estuvo también presente la consejera Presidencial para los Derechos Humanos, Nancy Patricia Gutiérrez.

Las recientes protestas en la capital colombiana y otras ciudades del país sudamericano se iniciaron tras la muerte del abogado y taxista Javier Ordóñez a manos de policías, el pasado 8 de septiembre.

Ordóñez murió durante un procedimiento irregular de efectivos policiales en Bogotá, ciudad donde se presentaron fuertes disturbios en las siguientes tres noches, con saldo en la capital de 11 personas muertas y más de 140 heridos, además de la destrucción de media centena de centros de atención policial.

Ceballos declaró que las acciones buscaron debilitar la seguridad en algunos barrios de Bogotá, donde se presentaron robos y alteraciones del orden público, entre otros incidentes.

“La protesta legítima y pacífica es un derecho de todos los colombianos. Ella no puede ser manipulada, aprovechada, instrumentalizada por los actores armados”, aseveró.

El abogado Ordóñez fue detenido por dos uniformados por tomar licor en espacio público y los efectivos utilizaron la fuerza para ponerle las esposas, acción en la que uno de ellos utilizó una pistola Taser, mientras que el detenido pedía que detuvieran la acción, lo que fue grabado.

El presidente Iván Duque anunció el sábado que la estatal Defensoría del Pueblo hará un acompañamiento de transformación de la policía, luego de que varios efectivos fueron acusados de asesinar presuntamente a Ordóñez. Duque indicó que las autoridades judiciales investigarán además la muerte de las 12 personas (11 en Bogotá y una en la ciudad de Cali), quienes fallecieron en las manifestaciones tras la muerte de Ordóñez.

Acusan impunidad en Atenco: Denuncia contra el gobierno mexiquense