in

Ahora piden cárcel para Keiko Fujimori

La vicepresidenta de Perú

Termina el conteo de votos: Castillo sigue con ventaja

LIMA (AP y EFE).— El candidato izquierdista Pedro Castillo terminó en primer lugar con el 100% de las actas procesadas tras la segunda vuelta presidencial del domingo pasado y obtuvo 59.1% (8.791,778 votos válidos), refrendando así su estrecha ventaja sobre la derechista Keiko Fujimori, quien tiene el 49.8% (8.663,684).

Aún falta contabilizar el destino de unos 200,000 votos que Keiko, quien denunció un presunto “fraude sistemático”, pidió anular ante el tribunal electoral. Este resultado cambiaría el destino final de la ajustada carrera electoral, pues la actual ventaja de Castillo sobre Keiko es apenas de 71,000 votos.

En medio del conflicto postelectoral, ayer resurgieron sendas acusaciones judiciales contra Keiko y el partido que postuló a Castillo.

El fiscal José Domingo Pérez, integrante del equipo especial Lava Jato, solicitó este jueves revocar la orden de comparecencia con restricciones que se dictó contra Keiko y que se dicte prisión preventiva en su contra por haber incumplido resoluciones judiciales.

En el documento enviado al juez Víctor Zúñiga Urday, el fiscal sostiene que la candidata por el partido Fuerza Popular incumplió las reglas jurídicas impuestas mientras se la investiga por un delito de lavado de activos, como la de comunicarse con testigos vinculados al caso de los presuntos aportes ilícitos a sus campañas de 2011 y 2016.

Enterada, Fujimori calificó de “absurda” la solicitud para que se dicte prisión preventiva en su contra.

“Lo más absurdo de todo es la razón por la que está solicitando este cambio”, de libertad condicional por prisión, dijo Keiko en una rueda de prensa en la que estuvo acompañada por Miguel Torres, quien es testigo del caso y admitió que ha mantenido cercanía con ella durante la campaña electoral.

Por su lado, las autoridades judiciales investigan a un juez que anuló la sentencia por corrupción dictada contra el exgobernador regional Vladimir Cerrón, el fundador del partido Perú Libre, que postuló a Castillo. La decisión fue tomada por el juez Alain Salas, del Juzgado de Investigación Preparatoria con sede en Acobamba, en la región sureña de Huancavelica, que declaró fundado un hábeas corpus presentado contra los procesos por corrupción que determinaron una condena a cuatro años de prisión suspendida (sin ingresar a la cárcel) contra Cerrón.

En las calles, la tensión electoral subió ayer otro peldaño pues el centro histórico de Lima recibió sendas manifestaciones de los simpatizantes de Fujimori y Castillo. Ambos grupos afirman que harán respetar sus votos hasta el final.

Castillo no realizó declaraciones ayer, pero el miércoles pidió tranquilidad a sus simpatizantes y les exhortó a no caer “en provocaciones de quienes quieren ver el país en el caos”.

Ayer mismo continuaron las felicitaciones a Castillo.

El presidente de Argentina, Alberto Fernández, reveló que se comunicó con el peruano, a quien definió como “presidente electo” pese a que aún no concluye el escrutinio, y le expresó su “deseo” de unir juntos “esfuerzos en favor de América Latina”.

La felicitación causó molestia en el gobierno de Perú, que mandó una nota de protesta al embajador argentino en Lima, en la que recordó que los resultados finales no han sido anunciados por las autoridades electorales.

 

A la venta 2,500 casas

El PRI, el gran perdedor