in

Al menos 405 muertos se registraron por sismo y tsunami en Indonesia

Aspectos de las secuelas que dejó un sismo y un tsunami en Indonesia que

 

YAKARTA (France Presse y Xinhua).— Al menos 405 personas murieron en el terremoto y tsunami que golpearon la isla indonesia de Célebes, donde los hospitales no daban abasto para tratar a los heridos.

La Agencia de gestión de desastres de Indonesia informó ayer de un primer balance de al menos 405 muertos y 540 heridos.

“Desplegamos a miles de personas, sobre todo del ejército y de la policía”, informó el portavoz de dicha agencia, Sutopo Purwo Nugroho, y más de 17,000 hombres y mujeres fueron ya desalojados, una cifra que se prevé que aumente al pasar los días.

La mayoría de víctimas se registraron en Palu, una ciudad de 350,000 habitantes en la costa oeste de Célebes, señaló Sutopo Purwo Nugroho, quien reclamó “personal, voluntarios y material especializado para las labores de rescate.

Las imágenes de Palu mostraban varios cadáveres cerca del mar, algunos de ellos cubiertos con lonas azules. Los autos destrozados diseminados por la zona reflejaban la violencia con la que la ola, de 1.5 metros de altura, golpeó la localidad.

Los socorristas intentaban alcanzar las zonas alejadas mientras que la población se enfrentaba a los imperativos básicos de la supervivencia: hallar víveres y albergue. Muchos esperaban en fila para tener agua potable o comida.

“Por favor, recen por nosotros”, dijo Risa Kusuma, una mujer de 35 años quien acampa en su jardín desde que se registró el temblor.

A la Agencia de gestión de desastres le preocupa la suerte de varios cientos de personas que preparaban un festival en una playa de Palu la noche del viernes, poco antes del tsunami.

Los hospitales no daban abasto con la llegada masiva de víctimas y numerosos heridos eran tratados en el exterior. Los habitantes transportaban como podían los cuerpos sin vida de las personas fallecidas.

El sismo afectó fundamentalmente a Palu y a la cercana región de Donggala, una región al norte de la ciudad, donde se sabe que al menos una persona murió el viernes por la lejanía del lugar.

“No sabemos nada de Donggala y eso es muy preocupante. Allí viven más de 300,000 personas. Esto ya es una tragedia, pero podría ser mucho peor”, señaló un representante del gobierno.

El sismo, de magnitud 7.5, golpeó la isla poco antes de las 11 horas locales.

Solidaridad mexicana

El gobierno mexicano expresó condolencias y solidaridad con el pueblo y gobierno de Indonesia, por la pérdida de vidas humanas y devastadores efectos del sismo que se registró en aquél país y que generó un tsunami.

A través de la Secretaría de Relaciones Exteriores, el gobierno federal hizo votos por la pronta recuperación de las zonas afectadas a consecuencia de los dos fenómenos.

“El gobierno de México expresa sus más profundas condolencias al pueblo y al gobierno de Indonesia ante la irreparable pérdida de vidas humanas y los devastadores efectos del sismo y el tsunami subsecuente que afectó las ciudades de Palu y Donggala, en la isla Célebes”, difundió la Cancillería mexicana.

 

Liberan a los jóvenes detenidos en fiesta clandestina

Supina ignorancia y frivolidad escalofriante