in ,

Albañil ultima a jubilada que le dio trabajo por la contingencia en Argentina

Ema Piorno de Galé, una mujer de 78 años y jubilada, fue asesinada la tarde del viernes, luego de dar trabajo a José Antonio “Corchi” Bigi; de 26 años, a quien conocía simplemente como un albañil cercano a su barrio en América (en Rivadavia, Buenos Aires).

La mujer sabía que el hombre era padre de tres pequeños varones y, debido a la contingencia impuesta por el Covid-19, pensó que “Corchi” la estaba pasando mal para conseguir trabajo y dinero para su familia, según relataron algunos vecinos de la hoy occisa.

De acuerdo con medios locales, Ema le ofreció empleo a “Corchi” realizando algunas labores en casa, pintando algunos cuartos y trabajando en su jardín. La mujer enviudó dos años antes, así que vivía sola, pero sus hijos iban a visitarla los fines de semana.

El viernes pasado, tras concluir los trabajos en la casa Bigi estranguló a la mujer para robarle únicamente su billetera con sus tarjetas de crédito y un celular. El hombre incluso ignoró un sobre con 17 mil pesos mexicanos que la mujer había cobrado por la renta de un terreno para ganado en Rivadavia.

El albañil confesó el crimen

El hijo de Ema la encontró encerrada en el baño del segundo piso, y confesó que al principio pensó que su mamá había sufrido un infarto fulminante, hasta que notó que estaba en la bañera atada de pies y manos.

La autopsia determinó después que la causa de muerte fue "asfixia mecánica por estrangulación"; además la víctima tenía un "golpe cráneo encefálico en el parietal izquierdo".

Te puede interesar: Alumnos hacen cruel broma a maestro durante clase por Zoom (vídeo)

Cámaras de seguridad lograron ubicar a José Antonio en el lugar de los hechos, por lo que la policía consiguió  detenerlo en su propia casa la tarde del domingo. El hombre, que ya había estado nueve meses en una prisión por robo y abuso sexual, confesó el crimen a la policía.

Lunes trágico: seis nuevas víctimas mortales de Covid-19 en Yucatán

Anthony Hopkins se une a Tik Tok; su baile provoca elogios