in ,

Afiliación sindical de empleados de Amazon en la incertidumbre

Fotografía de archivo del 9 de febrero de 2021, de las instalaciones de Amazon en Bessemer, Alabama, EE.UU.- (Foto AP / Jay Reeves, archivo)

Este martes, comenzó el conteo de los votos por la integración o no a un sindicato de empleados de un almacén de Amazon en Bessemer, Alabama; la votación finalizó ayer lunes, pero el recuento puede tomar varios días, dependiendo de cuántos sufragios se recibieron y cuanto tiempo les tome a las partes revisarlos. La Junta Nacional de Relaciones Laborales supervisa el proceso.

Stuart Appelbaum, presidente del Sindicato de Tiendas Minoristas, Mayoristas y por Departamentos (RWDSU), dijo que, “Esto es encender una chispa, que yo creo va a desatar una explosión de organización de sindicatos en todo el país, independientemente de los resultados”.

Resultado con grandes implicaciones

Los organizadores consideran que lo que ocurra en Bessemer, Alabama, puede tener grandes implicaciones para el movimiento sindical en Estados Unidos, por lo que intentan conseguir que unos 6,000 empleados de Amazon se integren al sindicato con la promesa de que eso les brindará mejores condiciones de trabajo, mejores salarios y más respeto.

Por su parte, Amazon asegura que ya ofrece más de dos veces el salario mínimo en Alabama y que los trabajadores reciben prestaciones como seguro médico y dental sin pagar cuotas sindicales.

Revivir el movimiento sindical

Las dos partes están conscientes de que no es solamente el almacén en Bessemer lo que está en juego. Los organizadores esperan que lo que sucede allí inspire a trabajadores en todo el país —y no solamente en Amazon— a ponderar sindicalización y revivir un movimiento sindical que ha estado declinando durante décadas.

El esfuerzo pudiera extenderse a otras partes de Amazon y amenazar las ganancias de la compañía, que subieron 84% el año pasado, a 21,000 millones de dólares. En momentos en que muchas compañías estaban despidiendo a empleados, Amazon fue una de las pocas que siguió contratado, creando unas 500,000 posiciones el año pasado para lidiar con el aumento de la demanda.

Incertidumbre

Se desconoce cuál será el resultado. Appelbaum piensa que los trabajadores que votaron primero probablemente rechazaron el sindicato porque los mensajes de Amazon les llegaron primero. Dice que el momento cambió en marzo a medida en que los organizadores hablaron con más empleados y estos oyeron de estrellas de baloncesto y funcionarios electos incluyendo el presidente Joe Biden.

Joven se suicida en un rancho de Oxkutzcab