in ,

Asilo a víctimas de la violencia

Una migrante haitiana sale de un agujero frente al muro fronterizo en Arizona. Ayer Estados Unidos anunció medidas a favor de los migrantes

Fin a dos políticas migratorias de la etapa de Trump

El gobierno de Estados Unidos puso fin ayer a dos políticas del gobierno del presidente Donald Trump que les dificultaban a los inmigrantes que huyen de la violencia el obtener asilo, especialmente a los centroamericanos, informó la AP.

El secretario de Justicia, Merrick Garland, emitió nuevas instrucciones a los jueces de inmigración para que dejen de aplicar las reglas de la era de Trump que les dificultaban a los inmigrantes que afrontan violencia intrafamiliar o de pandillas conseguir asilo en Estados Unidos.

También canceló una política que les complicaba a los inmigrantes obtener asilo basándose en el hecho de que algún familiar hubiese sido blanco de amenazas.

Las medidas facilitaría a los inmigrantes ganar sus casos para recibir protección humanitaria, y fueron ampliamente celebradas por activistas.

“La trascendencia de esto es enorme”, declaró Kate Melloy Goettel, directora jurídica para litigación en el grupo sin fines de lucro American Immigration Council. “Esta fue una de las peores decisiones antiasilo de la era de Trump, y este es un primer paso realmente importante para revertir eso”.

Garland dijo que está efectuando los cambios luego de que el presidente Joe Biden le ordenó a su oficina y al Departamento de Seguridad Nacional que preparasen reglas para lidiar con asuntos complejos de la ley de inmigración acerca de grupos de personas a las que debería otorgárseles asilo.

Gene Hamilton, un creador clave de muchas de las políticas de inmigración de Trump que trabajó en el Departamento de Justicia, indicó en un comunicado que creía que los cambios propiciarán un aumento en las solicitudes de asilo de inmigrantes basadas en asuntos de delincuencia, y que eso no debería ser una razón para concederles la protección humanitaria.

Aumento de encuentros

Los cambios emprendidos por el gobierno de Biden tienen lugar en un momento en que las autoridades de inmigración han difundido cifras inusitadamente altas de encuentros con inmigrantes en la frontera sur.

En abril, las autoridades fronterizas registraron el número más alto de encuentros en más de 20 años, aunque muchos de los inmigrantes estaban reintentando entrar después de haber sido expulsados previamente con base en una facultad especial relacionada con la pandemia. El número de niños que cruzan la frontera sin un adulto también ha alcanzado máximos históricos.

Muchos centroamericanos llegan a la frontera huyendo de la violencia de las pandillas en sus países. Pero no es fácil cumplir los requisitos para recibir asilo bajo las leyes federales de inmigración, y las políticas de la era de Trump lo dificultaban aún más.

Más de la mitad de los casos de asilo decididos en las cortes de inmigración en el año fiscal 2020 fueron denegados, según estadísticas de la Oficina Ejecutiva de Revisión de Inmigración del Departamento de Justicia. Cuatro años antes, la proporción era de aproximadamente uno de cada cinco casos.

 

Cortes Estadísticas

Una política del gobierno de Trump afectaba a migrantes que huían de la violencia.

Rusia y Camerún

En el año fiscal actual, personas provenientes de países como Rusia y Camerún han registrado tasas mayores de asilos concedidos en las cortes de inmigración en comparación con las de personas de El Salvador, Guatemala y Honduras, de acuerdo con las estadísticas.

Se registran inundaciones en viviendas de Ticul

Celebra a papá en su día con un buffet en el hotel Courtyard by Marriott