in ,

Celebra propuesta de Biden

La falta de un pacto nuclear entre Estados Unidos y Rusia generó protestas en países como Alemania

Rusia se muestra a favor de prorrogar un tratado nuclear

MOSCÚ (EFE).— Rusia se congratuló ayer por la intención del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, de prorrogar por cinco años el tratado Nuevo START, el único de desarme nuclear aún vigente entre ambos países y que expira el 5 de febrero próximo.

“Sin duda, solo podemos saludar la voluntad política de prolongar este documento, pero todo depende de los detalles de esta propuesta, que aún no estoy preparado para comentar”, dijo en su rueda de prensa diaria el portavoz de la Presidencia rusa, Dmitri Peskov.

El portavoz agregó que Moscú no sabe de momento acerca de qué quiere hablar concretamente la parte estadounidense, para subrayar que la postura rusa es clara a favor de la prolongación sin condiciones del acuerdo.

“Hasta ahora se habían presentado determinadas condiciones para su prolongación, parte de las cuales no nos convenía de ninguna manera. Por eso, veamos primero la propuesta de los estadounidenses y luego la comentaremos”, indicó el portavoz ruso.

Este jueves, la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, anunció que Biden propuso a Rusia extender durante cinco años el Nuevo START.

“El presidente (Biden) ha dejado claro durante mucho tiempo que el Nuevo START está en el interés nacional de Estados Unidos. Y esta extensión tiene aún más sentido cuando la relación con Rusia es antagónica, como lo es en este momento”, manifestó Psaki.

Explicó que, aunque Biden quiere trabajar con el Kremlin para prorrogar el tratado, Rusia también debe responder por sus “acciones imprudentes y conflictivas”.

En los últimos meses, el gobierno del ya expresidente Donald Trump intentó sin éxito encontrar una solución temporal y prorrogar durante un corto periodo el pacto, pero no se llegó a materializar ningún acuerdo con su homólogo ruso, Vladimir Putin, quien en octubre pasado llegó a proponer una prorroga de un año.

Punto de fricción

El principal punto de fricción fue la insistencia del gobierno de Trump para que China formara parte de las conversaciones sobre el Nuevo START a pesar de que el gigante asiático se negó a sentarse en la mesa de negociaciones al considerar que tiene muchas menos armas nucleares que Washington y Moscú.

Por su parte, Rusia indicó que ese caso el tratado debía incluir también a Francia y el Reino Unido, las otras dos potencias nucleares declaradas que son miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU.

El Nuevo START limita el número de armas nucleares estratégicas, con un máximo de 1,550 cabezas nucleares y 700 sistemas balísticos para cada una de las dos potencias, en tierra, mar o aire.

 

Primera llamada a Biden

Las medidas y su antigüedad