in ,

¿Cuáles son los estados clave en las elecciones presidenciales en EE.UU.?

Mapa de los resultados la elección presidencial de 2016 en EE.UU.

MÉRIDA, Yucatán.- De los 50 estados que conforman Estados Unidos, la mayoría tienen una larga tradición de votar por un determinado partido político, principalmente entre el Republicano y el Demócrata, sin embargo, existe un pequeño grupo que no conserva una clara identidad partidista, es decir, que igual concede el triunfo a uno o a otro partido, a estos estados se les denomina estados "bisagra" (swing states).

Foto de archivo del presidente Donald Trump durante un evento de campaña en Montoursville, Pensilvania, EE.UU., el 31 de octubre de 2020.- (AP Photo/Alex Brandon)

También conocidos como estados péndulo por su cambiante color político, virajes que se producen por cambios demográficos, tendencias ideológicas o el tipo de candidato y propuestas que se presentan.

En este pequeño grupo de estados se encuentran:

1.- Florida, localizado al Sureste de la unión americana, tiene 19.05 millones de habitantes y envía 29 compromisarios al Colegio Electoral

2.- Ohio, se ubica al Centro-Este de EE.UU., tiene 11.54 millones de habitantes y cuentan con 18 votos electorales.

3.- Carolina del Norte, se encuentra al Este del país, tiene 9.65 millones de habitantes y entrega 15 votos electorales.

4.- Wisconsin, se ubica al Norte del país, con 5.71 millones de habitantes y 10 compromisarios al Colegio Electoral

5.- Nevada, se localiza al Oeste de los EE.UU., tiene 2.72 millones de habitantes y envía 6 compromisarios al Colegio Electoral.

6.- Colorado, se encuentra al centro-oeste del país, tiene unos 5.11 millones de habitantes y entrega 9 votos electorales.

7.- Iowa, es un estado del Centro del país, con 3.06 millones de habitantes y cuenta con 6 votos electorales

8.- New Hampshire, está al Noreste del país, tiene 1.31 millones de habitantes y cuenta con 4 votos electorales.

9.- Virginia, ubicado al Noreste de EE.UU., tiene 8.09 millones de habitantes y 13 votos electorales.

10.- Pensilvania, se ubica al Noreste del país, con 12.82 millones de habitantes, otorga 20 votos electorales.

11.- Míchigan, se encuentra al Norte del país, con 9.88 millones de habitantes, envía 16 compromisarios al Colegio Electoral.

12.- Arizona, se encuentra al Suroeste de los EE.UU., con 6.48 millones de habitantes, otorga 11 votos electorales.

Foto de archivo del candidato demócrata a la presidencia de EE.UU., Joe Biden, durante un evento de campaña en Detroit, Míchiga, el 31 de octubre de 2020.- (Foto: AP Photo/Andrew Harnik)

Ventaja reducida

Si la media nacional de las encuestas —calculada por Real Clear Politics— da a Biden alrededor de ocho puntos de ventaja, en los estados bisagra se reduce a menos de cuatro puntos.

La distancia se ha reducido un punto en las últimas dos semanas; en muchos casos, esa diferencia está en los límites de los márgenes de error de las encuestas, y deja espacio al vuelco.

Foto de archivo del presidente de EE.UU., Donald Trump, durante un evento de campaña en el Aeropuerto de Butler, Pensilvania, el 31 de octubre de 2020.- (Foto: AP Photo/Alex Brandon)

Estados clave

Si hay dos estados clave, dos estados en los que su resultado va a marcar mucho la tendencia del resultado electoral, son Florida y Pensilvania. Entre los estados bisagra son los que más delegados reparten (29 y 20, respectivamente), y no es casualidad que los mayores esfuerzos se repartan en seducir a sus votantes.

Hasta ahora, los republicanos han apostado más por Pensilvania, confiando en su tirón entre los latinos floridianos para no sufrir una derrota ahí. Los demócratas, en cambio, satisfechos con los primeros números en la costa este y esperanzados que su plan para recuperar el “muro azul” del cinturón industrial (Michigan, Wisconsin) arrastre también a Pensilvania, han puesto su mejor arma, el expresidente Barack Obama, a viajar un par de veces a Florida.

Foto de archivo del candidato demócrata a la presidencia de EE.UU., Joe Biden, durante un evento de campaña en Detroit, Míchiga, el 31 de octubre de 2020.- (Foto: AP Photo/Andrew Harnik)

Muro Azul

En los tres del “muro azul” derribado por Trump en 2016 (Wisconsin, Pensilvania y Míchigan), la aprobación de Biden está arriba de 50%. Su perfil político, visto como cercano a la clase obrera, le puede dar el impulso necesario, ni que sea mínimo, para voltear el resultado de Clinton en 2016, cuando sólo 77,744 en esos tres estados la privaron de convertirse en la primera mujer presidenta.

Las elecciones están tan ajustadas y los vuelcos son tan cambiantes que, a los estados bisagra claramente establecidos, muchos sondeos incluyen otros territorios que podrían dar la sorpresa en la noche electoral con un cambio de rumbo ideológico.

Foto de archivo de un evento masivo de campaña del presidente Donald Trump, en el Aeropuerto de Reading, Pensilvania, el 31 de octubre de 2020.- (Foto: AP Photo/Michael Perez)

Impopularidad de Trump

La impopularidad de Trump en el país, su mala gestión de la pandemia de coronavirus o simplemente el entusiasmo del electorado demócrata puede provocar que, de repente, las miradas giren a estados que no se planteaban en un inicio.Uno de los distritos de Maine y uno de los de Nebraska (los dos únicos que reparten sus delegados en un sistema mixto proporcional), Ohio, Georgia, Iowa, Minnesota o Nueva Hampshire, entran en esa categoría de estados a tener en cuenta. Todos ellos, menos los dos últimos, fueron ganados por Trump.

Ante una jornada que, según algunas probabilidades, podría deparar un empate en delegados o una victoria por la mínima, cualquier triunfo es indispensable, desde el mínimo territorio hasta la mayor joya de la corona. Los más atrevidos apuntan que incluso Texas podría estar en juego, uno de los sueños más deseados por los demócratas desde hace tiempo, y el que más delegados reparte (38), sólo superado por California (55).

Foto de archivo del candidato demócrata a la presidencia de EE.UU., Joe Biden, durante un evento de campaña en Detroit, Míchiga, el 31 de octubre de 2020.- (Foto: AP Photo/Andrew Harnik)

Estados con la victoria asegurada

El consenso de los expertos basado en el resultado con el que inicia el partido —aquellos estados en los que antes de empezar cada candidato tiene asegurada la victoria— es de 212 a 163 a favor de Joe Biden. Los 163 delegados restantes, en tan sólo 13 estados, son los que están realmente en juego. Para llegar a la Casa Blanca, un candidato necesita 270 votos electorales, de un total de 538.

En cuanto a los cálculos, todas las miradas se centran en esos territorios. Pero los más supersticiosos, como cada año, pondrán toda su atención en Ohio, un estado swing por excelencia —aunque cada vez menos— que, desde 1964, ha acertado siempre el ganador de las elecciones.

Covid-19: Comienzan cuatro semanas de cuarentena parcial en Alemania