in ,

Decepción de Trump: Despediría al fiscal por no hablar de fraude

El presidente Donald Trump hace declaraciones sobre la elección al entregar la Medalla de la Libertad

WASHINGTON (EFE).— El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, afirmó ayer que le ha decepcionado el fiscal general del país, William Barr, quien dijo que no había encontrado pruebas de un fraude en las elecciones del mes pasado, mientras crecen los rumores de que podría ser despedido.

Preguntado si sigue teniendo confianza en Barr, Trump dijo simplemente: “Pregúnteme eso de nuevo dentro de unas semanas”.

“Deberían estar investigando todo este fraude (...) y no han mirado demasiado, lo cual es una decepción, para serle honesto, porque hay un fraude masivo”, insistió Trump en declaraciones a los periodistas durante un acto en el Despacho Oval.

Sus declaraciones llegaron poco después de que el diario “The Washington Post” informara que Trump sigue furioso con Barr por sus declaraciones sobre el supuesto fraude y que es posible que le despida, citando fuentes oficiales.

Trump acostumbra a despedir de manera fulminante a integrantes de su gabinete cuando percibe que su lealtad puede haber disminuido, y después de perder las elecciones de noviembre ya ha expulsado a su secretario de Defensa, Mark Esper.

El despido del fiscal general sería mucho más polémico, porque históricamente el Departamento de Justicia, que lidera Barr, ha operado con independencia de las directrices políticas de la Casa Blanca, por lo que los presidentes no deben influir en sus investigaciones.

El funcionario ha sido una de las figuras más leales a Trump en los casi dos años que lleva en el cargo, y no le ha importado que se borrase a menudo la línea entre su cometido presuntamente independiente como fiscal general y las prioridades de la Casa Blanca.

Sin embargo, en una entrevista el pasado martes con la agencia AP, el titular de Justicia estadounidense afirmó que, hasta ahora, su departamento “no ha visto un fraude electoral de tal magnitud que pudiera haber afectado un resultado diferente en las elecciones”.

El fiscal general echaba así un jarro de agua fría a las afirmaciones del Presidente de que hubo un fraude mayúsculo en las elecciones del mes pasado, algo de lo que no hay ninguna prueba pero que el mandatario usa para no reconocer la victoria del presidente electo, Joe Biden.

Barr recordó en su entrevista que el Departamento de Justicia examina crímenes, y se quejó de que le pidan "arreglar cosas" que se tramitan por la vía civil y no la penal, como las auditorías de resultados electorales.

Trump pareció criticar ese argumento de su funcionario de justicia durante sus comentarios de este jueves, al asegurar: “Deberían estar investigando todo esto. Esto no es algo civil, esto son cosas criminales, son cosas criminales muy malas”.

El pasado miércoles, Trump publicó además en su cuenta oficial de Facebook un vídeo de 46 minutos lleno de graves acusaciones, falsedades y teorías conspiratorias sobre las elecciones del 3 de noviembre, a pesar de que todos los estados clave han certificado ya los resultados y la victoria de Biden es clara.

Ojo de Tinta

Ojo de Tinta: ''La Magia del Poder''

El Ejército distribuirá las primeras vacunas: a Yucatán llegarían entre 3,000 y 4,000