in ,

Investiga a agentes que protegerán el acto de Joe Biden

Trabajadores instalan alambre de púas en lo alto de la cerca alrededor del perímetro del Capitolio de los Estados Unidos

Potenciales amenazas

 

WASHINGTON (AP).— Funcionarios de Defensa de Estados Unidos se dijeron preocupados sobre la posibilidad de un ataque de miembros del servicio involucrados en la seguridad para la ceremonia de toma de posesión del presidente electo Joe Biden, lo que llevó al FBI a investigar a todos los 25,000 elementos de la Guardia Nacional que llegan a Washington para el evento.

La enorme tarea refleja las preocupaciones extraordinarias sobre la seguridad que reinan en Washington después del asalto al Capitolio el 6 de enero por parte de parte de una turba de seguidores del presidente Donald Trump. Y revela temores de que las mismas personas asignadas a proteger la ciudad durante los próximos días pudieran representar una amenaza para el presidente entrante y otras figuras importantes en la ceremonia de mañana.

El secretario del Ejército, Ryan McCarthy, dijo que los funcionarios están conscientes de la potencial amenaza, y ha pedido a los comandantes que estén alertas a fin de detectar cualquier problema dentro de sus filas conforme se acerca la ceremonia de investidura. Sin embargo, hasta ahora él y otros mandos aseguran que no han visto evidencia de amenaza alguna, y los funcionarios han señalado que las investigaciones no han revelado ningún asunto del que ellos estén enterados.

“Estamos continuamente revisando el proceso, y dando un segundo y tercer vistazo a cada uno de los individuos asignados a esta operación”, indicó McCarthy en una entrevista después de que él y otros mandos militares pasaron por un extenuante ejercicio de seguridad de tres horas como parte de los preparativos para la ceremonia de mañana. Añadió que miembros de la Guardia Nacional también están recibiendo entrenamiento sobre cómo identificar potenciales amenazas internas.

Aproximadamente 25,000 elementos de la Guardia Nacional están siendo enviados a Washington de diferentes partes del país —al menos 2.5 veces la cantidad de integrantes asignados en investiduras previas. Y si bien las fuerzas militares revisan de manera rutinaria a los miembros del servicio en busca de conexiones con grupos extremistas, la investigación del FBI se suma al monitoreo previo.

Varios funcionarios señalan que el proceso comenzó cuando la Guardia Nacional empezó a desplegar a sus tropas a la capital del país hace más de una semana. Y dijeron que esperan que concluya mañana.

Por otra parte, las autoridades federales están buscando a una mujer que, de acuerdo con su expareja, tomó una laptop de la oficina de la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, durante los disturbios en el Capitolio ocurridos hace un par de semanas.

Sin embargo, el FBI dijo en una orden de arresto emitida el domingo que Riley June Williams no ha sido acusada de robo, sino solo de haber ingresado de manera ilegal al Capitolio y de alteración del orden público.

Venta a Rusia

Los agentes del FBI dijeron que una persona que llamó afirmando ser el ex de la mujer indicó que amigos de ella le mostraron un vídeo en el que la mujer se llevaba una laptop o un disco duro de la oficina de Nancy Pelosi. La persona que llamó comentó que Riley June Williams pretendía vender el dispositivo a un amigo en Rusia, quien planeaba venderlo al servicio de inteligencia exterior ruso, pero que el plan fracasó y ella aún tiene el dispositivo o lo destruyó. El FBI informó que la cuestión sigue bajo investigación.

El subjefe de despacho de Pelosi, Drew Hammill, confirmó el 8 de enero que una laptop había sido tomada de una sala de conferencias, pero señaló que “era una computadora portátil que solo se utilizaba para presentaciones”.

La madre de Riley June Williams, quien vive con ella en Harrisburg, comentó a los reporteros de la televisora ITV que su hija se había interesado repentinamente en la política del presidente Donald Trump y en “foros de extrema derecha”. Su padre, quien vive en Camp Hill, comentó a las autoridades locales que él y su hija fueron a Washington el día de las protestas, pero que no estuvieron juntos y se reunieron hasta después de los disturbios para regresar a Harrisburg, según el FBI.

Los agentes del FBI dijeron que creen que Riley June Williams “ha huido”. Su madre comentó a las autoridades locales que había empacado y se había ido, diciéndole que se iría por un par de semanas. También cambió su número telefónico y borró varias cuentas de redes sociales, de acuerdo con el FBI. No se pudo contactar a su abogado.

 

Trump Florida

Medios informaron la posible mudanza del presidente Donald Trump a Florida.

Camiones de mudanza

El club Mar-a-Lago, en Palm Beach y propiedad de Donald Trump, ha recibido camiones de mudanza, en lo que aparenta ser la antesala de la previsible mudanza del presidente saliente de Estados Unidos al sur de Florida, según publican medios locales.

Reporte de medios

Medios locales de Palm Beach publicaron ayer imágenes con camiones de mudanza de la compañía JK Moving Services aparcados en la fachada de la residencia de invierno del futuro expresidente.

No asistirá a ceremonia

Trump no planea ser parte de la investidura del presidente entrante, el demócrata Joe Biden, el día 20 de enero.

 

Revira AMLO a la DEA