in ,

Llaman a la huelga nacional en Bolivia por presunto fraude electoral

LA PAZ, Bolivia. — Cuando todo parecía que los resultados electorales señalaban una ventaja clara para Evo Morales, presidente de Bolivia, pero insuficiente para ser designado ganador, el conteo de los votos se detuvo y 24 horas después, se reporta una ventaja amplia para Morales, suficiente para evitar una segunda vuelta electoral frente a su más cercano rival, el expresidente Carlos Mesa.

Organizaciones ciudadanas de la región oriental de Santa Cruz, bastión opositor en Bolivia, preparaban el martes una huelga para desconocer un posible triunfo del presidente Evo Morales y denunciar un presunto fraude en las elecciones, tras los disturbios de la víspera en varias ciudades.

Partidarios del candidato Carlos Mesa protestan por el retraso en la publicación de los resultados de las elecciones presidenciales el lunes 21 de octubre de 2019, en La Paz, Bolivia.- (EFE/ Martín Alipaz)
Elementos de la Policía separan a los partidarios del candidato presidencial opositor Carlos Mesa, a la izquierda, y a los partidarios del presidente boliviano Evo Morales, fuera del Tribunal Supremo Electoral, donde se cuentan las papeletas electorales en La Paz, Bolivia, el lunes 21 de octubre de 2019.- (Foto AP / Jorge Sáenz)
Partidarios del candidato Carlos Mesa protestan por el retraso en la publicación de los resultados de las elecciones presidenciales el lunes 21 de octubre de 2019, en La Paz, Bolivia.- (AP Photo/Juan Karita)
Partidarios del candidato Carlos Mesa protestan por el retraso en la publicación de los resultados de las elecciones presidenciales el lunes 21 de octubre de 2019, en La Paz, Bolivia.- (AP Photo/Juan Karita)
Simpatizantes de Carlos Mesa se enfrentaron con la Policía el lunes 21 de octubre de 2019, por el retraso en el computo de actas en La Paz, Bolivia.- (EFE/Martin Alipaz)
Simpatizantes de Carlos Mesa queman papeletas electorales en una protesta el lunes 21 de octubre de 2019, durante el computo de actas en La Paz, Bolivia.- (EFE/Martin Alipaz)
Policias bolivianos vigilan una protesta de simpatizantes de Carlos Mesa frente a otro grupo de simpatizantes del presidente Evo Morales, el lunes 21 de octubre de 2019, durante el computo de actas en La Paz, Bolivia.- (EFE/Martin Alipaz)
Simpatizantes del candidato Carlos Mesa protestan por el retraso en los resultados de las elecciones presidenciales este lunes 21 de octubre de 2019, en La Paz, Bolivia.- (EFE/ Martín Alipaz)
Partidarios del candidato Carlos Mesa protestan por el retraso en la publicación de los resultados de las elecciones presidenciales el lunes 21 de octubre de 2019, en La Paz, Bolivia.- (AP Photo/Juan Karita)
Partidarios de los candidatos Carlos Mesa y del presidente de Bolivia, Evo Morales, protestan por el retraso en los resultados de las elecciones presidenciales el lunes 21 de octubre de 2019, en La Paz, Bolivia.- (EFE/ Martín Alipaz)
Policías bolivianos vigilan el lugar donde se registra una protesta de simpatizantes de Carlos Mesa y del presidente Evo Morales el lunes 21 de octubre de 2019, en La Paz, Bolivia.- (EFE/Martin Alipaz)
Policías bolivianos vigilan el lugar donde se registra una protesta de simpatizantes de Carlos Mesa y del presidente Evo Morales el lunes 21 de octubre de 2019, en La Paz, Bolivia.- (EFE/Martin Alipaz)

“Vamos a parar el país en forma indefinida”, dijo el martes el líder cívico Luis Fernando Camacho en Santa Cruz, donde se darán cita representantes de organizaciones ciudadanas y opositoras de todo el país para “definir medidas contra el fraude”.

Saquean oficinas electorales

En las ciudades sureñas de Potosí y Tarija fueron quemadas las oficinas del tribunal electoral. En Sucre, también al sur, las oficinas electorales fueron saqueadas. La turba incendió la sede del gobernante Movimiento al Socialismo (MAS), el partido de Morales. La policía no pudo contener a la turba. También La Paz vivió una noche de protestas.

Cambio en las tendencias

Todo comenzó cuando, 24 horas después de interrumpir la transmisión de conteos rápidos, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) reanudó sus conteos el lunes en la noche y “presentó datos con un cambio inexplicable de tendencia que modifica drásticamente el destino de la elección y genera pérdida de confianza en el proceso electoral”, denunció poco después el jefe de la misión de observadores de la Organización de los Estados Americanos, Manuel González.

Gonzales dijo que la misión de la OEA “dará recomendaciones de cara a una segunda vuelta”, en el informe final que presentará. “Llamamos a la autoridad electoral a que defienda la voluntad de la ciudadanía boliviana” y llamó a la calma.

Estrecha diferencia

El domingo, el TSE difundió resultados de conteos preliminares según los cuales Morales aventajaba a su principal contendor, el expresidente Carlos Mesa con una estrecha diferencia que anticipaba segunda vuelta con más del 80% de las actas contabilizadas.

La interrupción de la transmisión motivo fuertes críticas y 24 horas después la transmisión se reanudó con resultados que proyectan a Morales como posible ganador en primera vuelta con el 93% de las actas contabilizadas en conteos rápidos preliminares.

Esos datos alentaron las protestas en todo el país que se prolongaron hasta la medianoche del lunes. Las protestas “en defensa del voto” como decían los manifestantes derivaron en vandalismo en varias ciudades.

Enfrentamiento entre opositores

En la capital, La Paz, la policía evitó el choque entre opositores y seguidores a Morales en puertas del tribunal electoral donde se hacía el recuento.

Ricardo Centellas, vocero de la Conferencia Episcopal de Bolivia, leyó el martes un comunicado en el que “exhorta al TSE a cumplir el papel de árbitro imparcial ante indicios de fraude”.

El lunes grupos de ciudadanos denunciaron haber encontrado actas electorales y ánforas con votos en casas particulares de La Paz y Potosí, lo que aumentó las sospechas y el malestar.

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, responsabilizó a Mesa por la violencia, después que éste denunciara un presunto fraude y llamara a desconocer los resultados.

bebé fantasma

Mujer, viral por foto de “bebé fantasma” durmiendo con su hijo