in ,

Nueva política impediría a miles de migrantes solicitar asilo en EE.UU.

TIJUANA, México. — Cientos de inmigrantes llegaron el martes a un cruce fronterizo con la esperanza de entrar a Estados Unidos pero era probable que los rechazaran debido a una nueva directriz de asilo del gobierno del presidente Donald Trump que cambia radicalmente las protecciones para la gente que escapa de la violencia y opresión de sus países natales.

Foto de archivo en la que se observa a varias personas que esperaban para solicitar asilo en los Estados Unidos, en el cruce fronterizo de Tijuana, Baja California, México, el martes 16 de julio de 2019. (Foto AP / Gregory Bull)
Foto de archivo en la que se observa a una mujer que ofrecía información a los migrantes que esperaban para solicitar asilo en los Estados Unidos, el martes 16 de julio de 2019, en Tijuana, Baja California, México.- (Foto AP / Gregory Bull)

La política entró en vigor el martes, pero rápidamente fue objeto de una demanda de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU por sus siglas en inglés).


“Esta es la medida más radical del gobierno de Trump para lograr una prohibición de asilo“, dijo el abogado de la ACLU, Lee Gelernt. “Viola claramente las leyes internacionales tanto nacionales como internacionales y no puede mantenerse.”

Solicitud de asilo en EE.UU.

La política representa el intento más fuerte hasta la fecha de Trump para recortar el número de personas que piden asilo en Estados Unidos.


Trump no mencionó las nuevas regulaciones el martes durante una reunión en la Casa Blanca.


Según estas directrices, los migrantes que pasan por otro país camino a Estados Unidos no son elegibles para recibir asilo. La mayoría de los inmigrantes que llegan a la frontera este año pasaron a través de México, incluyendo centroamericanos, africanos, cubanos y haitianos. Eso hace prácticamente imposible que consigan asilo. Esa regulación también aplica para niños que han cruzado la frontera solos.

coral blanco

Enfermedad mortal de corales se extiende en Quintana Roo y Yucatán