in ,

Preocupa la frontera entre México y EE.UU.

Guardias nacionales de Nueva York cargan cajas de comida en la parte trasera de un taxi para entregarlas a las personas pobres en el Bronx

California reporta aumento de casos de coronavirus

EL CENTRO (AP).— Buena parte de California empieza a reabrir sus negocios en vista de que mejoran las cosas con el coronavirus, pero una región rural de la frontera con México registra un aumento en las hospitalizaciones, que algunos atribuyen a los estadounidenses que viven en México y vienen a Estados Unidos a hacerse atender.

Guardias nacionales de Nueva York cargan cajas de comida en la parte trasera de un taxi para entregarlas a las personas pobres en el Bronx
Un hombre se prepara para reabrir su negocio en California

La reactivación de la economía en los distintos sectores de California dependerá de la capacidad que tengan sus autoridades de contener el virus. Por ello, un aumento en las hospitalizaciones en la zona del Imperial Valley puede afectar su ya de por sí débil economía, que está muy ligada a la ciudad industrial de Mexicali, del lado mexicano de la frontera.

El Centro Médico Regional de El Centro, el hospital más grande del Imperial Valley, admitió 14 pacientes contagiados del virus el lunes por la noche, con lo que llegó a 65 casos. Esto hizo que se suspendiese temporalmente la admisión de pacientes con el Covid-19.

En el único otro hospital de la zona, el Pioneer Memorial, se pasó de 19 a 28 casos de coronavirus en dos días.

La carga disminuyó un poco el miércoles, pero solo después de que el hospital de El Centro enviase siete pacientes nuevos al condado de San Diego y de que el Pioneer mandase nueve pacientes a otros sectores del sur del estado de California.

El incremento “tiene algún origen. Queremos asegurarnos de que no rebalsamos la capacidad de ninguno de los hospitales y abrumamos el sistema con pacientes del Covid-19 para llegar a un punto tal en el que no podemos atender a los demás”, expresó el doctor Adolphe Edward, director ejecutivo del hospital de El Centro, en un vídeo difundido en la página del hospital en Facebook.

Edward cree que el aumento es producto de la llegada de estadounidenses que viven en México. Dijo que algunos de estos pacientes les dijeron al personal del hospital que tienen residencias en el Imperial Valley pero que viven en Mexicali, donde hay mucho casos del virus.

Tres hospitales privados de Mexicali dejaron de recibir pacientes con el Covid-19. A los pacientes que se presentan a las salas de emergencia se les ofrece traslado al hospital público de Mexicali.

El estado de Baja California tiene uno de los índices de infección más altos de México. El estado informó de 96 casos por cada 100,000 personas el martes, comparado con los 55 casos por cada 100,000 habitantes previos. Además, registra más del 10% de las 6,090 muertes que ha habido hasta ahora en México por el virus.

Las cosas son muy distintas en California. Esta semana, el gobernador Gavin Newsom dijo que el panorama estaba mejorando y que relajaba los requisitos para que los condados reabran sus negocios y se reanuden las actividades recreativas. Hasta ahora, 40 de los 58 condados han satisfecho las condiciones para una reapertura económica.

El Imperial County es uno de los condados, incluido el de Los Ángeles, que no aprueban esos requisitos.

En las dos últimas semanas se duplicaron las muertes en el Imperial County, hasta llegar a 18. Las hospitalizaciones subieron un 30% y las infecciones confirmadas un 61%, según estadísticas oficiales.

Larry Lewis, director ejecutivo del hospital Pioneer, dijo que el aumento puede ser producto de los festejos por el Día de la Madre.

“Es difícil identificar las causas”, dijo Lewis. “Hubo un incremento dos semanas después de la Pascua. Esto se da diez días después del Día de la Madre. Ahora nos preguntamos qué va a pasar con el Memorial Day” de este fin de semana.

Casi todo lo que sucede en el Imperial Valley responde en parte a lo que pasa en Mexicali, una ciudad de un millón de habitantes con fábricas que producen repuestos para aviones, equipo médico y otros productos que son exportados a Estados Unidos.

El Imperial County, uno de los condados más pobres de California, produce lechuga, zanahorias y otros vegetales. Muchos de los peones que trabajan en las cosechas vienen de Mexicali y cruzan la frontera todos los días.

El tráfico a través de la frontera incluye asimismo a mexicanos que buscan mercancías más baratas y variadas del lado estadounidense, donde es común ver vehículos con placas de Mexicali. Muchos niños cruzan también la frontera a diario para ir a escuelas de Estados Unidos en El Centro, ciudad de unos 45,000 habitantes que es la más grande de la zona.

“Tenemos centros comerciales por los consumidores mexicanos, no por los del Imperial Valley”, comentó el alcalde de El Centro Efraín Silva. “Dependemos totalmente de ellos”.

El Imperial County tiene habitualmente una de las tasas de desempleo más altas del país. La de marzo, del 20.5%, fue la más elevada a nivel nacional, consecuencia en parte del cierre de negocios y de la cuarentena del coronavirus.

Silva dijo que su región podría argüir que, por ser fronteriza con Mexicali, merece consideraciones especiales en lo que se refiere a la reapertura de la economía.

Las autoridades no pueden impedir que los ciudadanos estadounidenses que viven en México se presenten en los hospitales del Imperial Valley.

Mucha gente tiene residencias a ambos lados de la frontera. Algunos viven y trabajan del lado estadounidense durante la semana y pasan los fines de semana en México, según Silva.

“Es algo muy complicado”, manifestó el alcalde.

Ayuda Nueva York

Nueva York repartirá 1.5 millones de comidas diarias a afectados por Covid-19.

Operación masiva

El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, anunció ayer que a partir de la semana que viene desplegará una operación masiva para repartir 1.5 millones de comidas diarias sanas, incluyendo entregas en 500 escuelas, a los afectados por la pandemia del Covid-19, que ascienden a una cuarta parte de la población local.

Apoyo humanitario

“Estamos centrados en garantizar que ningún neoyorquino pase hambre”, dijo el alcalde en su actualización diaria sobre la crisis, señalando que la ciudad "ha proporcionado 32 millones de comidas desde el comienzo" del brote, pero se va a reforzar ante las previsiones de “inseguridad alimentaria”.

“No se equivoque”, exige el PRI a Vila

Eliminar Fidecine es indignante, la queja de Del Toro