in ,

Temporada rompió récords

Foto del 16 de septiembre pasado

Causaron treinta fenómenos daños y varias muertes

MIAMI (EFE).— La extremadamente activa temporada de huracanes en el Atlántico, que de manera oficial concluyó ayer, ha roto récords al sumar 30 ciclones con denominación, apelar por segunda vez al alfabeto griego tras agotar la lista de 21 nombres programados, y dejar muertos y cuantiosos daños materiales en un ya aciago 2020.

La de este año, que incluso alberga la posible formación en los próximos días de la que sería la tormenta tropical “Kappa”, ha roto varias marcas, como son los 30 ciclones con nombre, que supera así a los 28 formados en la temporada de 2005, o los 12 que han tocado tierra en suelo continental estadounidense, cinco de ellos en el estado de Luisiana, números de cuales que no se tienen registros previos.

De las 30 tormentas tropicales hasta la fecha, 13 se convirtieron en huracanes (con vientos máximos de al menos 119 km/h), incluidos seis huracanes de categoría mayor (con vientos desde 178 km/h). Este año se cierra además con el segundo número más alto de huracanes registrado.

El Golfo de México ha sido a lo largo de esta temporada una zona especialmente activa, y que en el caso de Estados Unidos ha visto nueve llegadas a tierra en estados de cara esta porción del Atlántico, e incluso con “Laura” y “Delta” alcanzando las cosas de Luisiana en localidades a 20 kilómetros de distancia entre sí.

Las proyecciones que hizo la gubernamental Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, en inglés) de Estados Unidos antes del 1 de junio, cuando comienza de manera oficial la temporada de huracanes atlántica, y en las que alertó de una temporada por encima de lo normal, se empezaban a ver reflejadas con la formación de dos tormentas antes del arranque formal.

“Arthur”, que se formó el 14 de mayo e impactó las costas de Carolina del Norte, y luego la fugaz “Bertha”, formada el 27 de ese mismo mes y que tocó tierra en Carolina del Sur, dieron pistas de que la de este año sería por encima de la media de 12 tormentas y seis huracanes (tres de ellos mayores).

Para el día 18 de septiembre, se habían agotado los 21 nombres programados para este año, nueve de ellos solo entre los meses de mayo y julio, y por segunda vez en su historia la NOAA debió apelar al alfabeto griego para las posteriores tormentas, llegando hasta el momento hasta el noveno de nombre de esta lista, “Iota”.

Los meteorólogos han visto hechos inusuales en la cuenca atlántica como el desarrollo al mismo tiempo de cinco fenómenos tropicales, “Paulette”, “Rene”, “Sally”, “Teddy” y “Vicky”, formados en septiembre, en el pico de la temporada, y cuyo único antecedente ocurrió en la del año 1971, cuando también se formaron cinco ciclones.

Este año ha visto a su vez la formación de seis huracanes mayores, es decir de categoría 3 (vientos sostenidos de 178 km/h) o más.

“Laura”, “Teddy”, “Delta”, “Epsilon”, “Eta” y “Iota”, los seis huracanes mayores de esta temporada, representan la segunda mayor cifra de este tipo de huracanes formados en un solo año, que en el caso de este 2020 —con “Iota”— ha continuado la tendencia de los últimos cinco de cerrar con al menos un huracán de categoría 5.

 

Respiro para la pesca: amplían 16 días la temporada del pulpo